En una Nicaragua nueva, cambio total.

Los partidos trabajarían para el pueblo, y no el pueblo para los partidos.

Boaco 19/06/2019

Si  bien es cierto tenemos que resolver el tema de las garantías constitucionales que el régimen las tiene arrebatadas a nuestro pueblo.

Que tenemos que luchar hasta conseguir la excarcelación y liberación definitiva de nuestros presos y presas políticas.  Así como luchar para tener las reformas electorales que garanticen el ejercicio libre y transparente de unas elecciones adelantadas, que permita frenar el deterioro de la economía nacional, el sufrimiento de la familia nicaragüense que sufre por el Estado policial que impera, aún, en nuestro País.

No menos importante es recoger las aspiraciones que la sociedad en su conjunto demanda y propondrá al nuevo gobierno.

Les doy algunas ideas o deseos que las y los ciudadanos expresan en rueda de conversaciones informales pero llenas de legitimidad y esperanza.

Una policía que tenga un nivel de estudio mínimo de bachiller, que su servicio esté fundamentado en el respeto a los derechos humanos, a la integridad física de las personas, pero que ejerza su autoridad con la energía requerida para garantizar protección y mejoramiento de la seguridad ciudadana.  Es elemental que ante tal demandas, las fuerzas del orden público, tengan un salario digno que evite los resabios de corrupción de la actual policía orteguista.  Y lo fundamental: Deberá estar al servicio del pueblo y no de cúpulas políticas o partidaria.

Nuestros héroes excarcelados, evidenciaron la falta de condiciones humanas en que se encuentran las mazmorras del régimen, eso  muestra la naturaleza cruel y despiadada de los Ortegas Murillo; por lo que se hace necesario el mejoramiento de la condiciones de las cárceles, acompañadas de un modelo de re-educación que respete los derechos humanos de los privados de libertad.

Fortalecer la educación primaria y secundaria, mejorando la calidad de la enseñanza, despartidización total de cualquier partido político.  Haciendo atractiva el modelo educativo que disminuya los índices de deserción escolar, garantizando un almuerzo escolar sano y digno, así como los útiles escolares, uniformes y zapatos para todas y todos los estudiantes de primaria.

Potenciar la educación técnica superior, garantizando a la inversión potencial, los recursos humanos  capacitados y comprometidos con la estabilidad laboral y el crecimiento personal y familiar.  Tenemos que conciliar con el capital nacional y la inversión externa, un respeto a las condiciones laborales, salarios dignos y estabilidad laboral; a cambio de ello se potenciará el esfuerzo y dedicación de las y los trabajadores por mejorar la calidad de su trabajo.

En materia de salud, habrá que reducir los tiempos de cirugías programadas a tantos enfermos que necesitan esa intervención.  Para ello, estamos seguros de contar con el apoyo de todos los gobiernos que actualmente han manifestado su solidaridad y respaldo a nuestra lucha, enviando misiones de profesionales a realizar en coordinación con nuestros médicos, enfermeras y personal de apoyo, el mejor de los esfuerzos para llevar salud con calidad, pero sobre todo con cariño y solidaridad humana.

Se debe hacer esfuerzo por garantizar servicios de atención primaria que promuevan estilos de vida saludable, es decir una salud preventiva que disminuya frecuencia de enfermedades en niños y adultos.

Puedo seguir enumerando las tareas que tenemos pendientes y estoy seguro las llegaremos a realizar con éxito y apoyo financiero, moral y solidario de la comunidad internacional.Pero sobre todo con la decisión nuestra como pueblo y el compromiso de Unidad.. Unidad y más Unidad.

Les insto a todas y todos a que nos envíen sus propuestas de reconstrucción de este bello País, hoy es necesario tu participación la cual estará primero en garantizar tu asistencia a las urnas electorales, cuando llegue ese momento, y hacer sentir la voluntad del pueblo. Tenemos tiempo para escribir las tareas pendientes por sectores económicos y sociales.  

Pero existe un temor…que el tirano pretenda “gobernar desde abajo” y que queden intactas o retocadas las otras instancias de poder, llámese Poder Judicial, Electoral y los principales jefes de los órganos represivos de la Policía Orteguista, así como los jefes superiores del Ejercito sordo, mudo y cómplice.  ¿Qué opinan Ustedes?

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.