La Historia de Horror de la Galería 300, Carcel de Maxima Seguridad en la Modelo

El sufrimiento del ex-preso político (Todavía Preso en Su Casa) Jaime R. Ampie Toledo, de la Ciudad de Boaco.

Galería 300, La Modelo.

Esta es la cárcel de máxima seguridad o la 300 a como se le conoce; esas son las puertas de metal empernadas, las que ustedes ven totalmente selladas, son donde nos encontrábamos los presos políticos; en el caso de los promotores de DDHH de CPDH Nicaragua nos ubicaron en las celdas 1, 2, 3, el 21 de junio de 2018.

De El Chipote a Máxima Seguridad

Frente a nuestras celdas, pusieron cámaras para de esta manera evitar que los presos comunes nos saludarán o nos pasaran algo por debajo de la puerta; también, una linea amarilla era la señal que a esas 3 celdas nadie debía acercarse y el que se acercara sería duramente castigado (TORTURADO). De los 11 meses, de los cuales allí estuvimos.. así pasábamos.

Las condiciones adentro son insalubres, una celda de 2x3m y una ventanilla que solo te abren cuando te van a pasar la comida, y en casos milagrosos algún medicamento el cual también es restringido e incluso robado, cuando tus familiares te lo llevaban.. te sacaban al sol 5 minutos para tomar una foto nada más.

“Tres semanas antes de que fuéramos excarcelados, casi al final empezaron a darnos 45 minutos en el área de sol, pero cabe destacar que el área de sol no da el sol.”

Jaime R. Ampie Toledo

Cuando nos sacaban a recibir los paquetes, que las familias llevaban, nos sacaban engrillados de pies y mano, te toman una foto al momento, te preguntaban tu nombre para dar tiempo al que tomaba la foto para que hiciera una buena captura, para luego decir que los paquetes eran entregados por el gobierno, algo que es totalmente falso.

El calor es insoportable, el agua es totalmente contaminada, nosotros los promotores de CPDH pasamos desde junio hasta Diciembre en completa oscuridad; antes del 24 de Diciembre nos llegaron a recolectar la luz eléctrica.

Las 24 horas del día, pasábamos en solo en calzoncillo pues no se nos permitía ropa alguna; en mi caso nunca permitieron que mi esposa Carla Virginia Sequeira Fernandez, o mi tia Mayra Ampie me pasaran mi biblia, no se me permitían libros, mis anteojos los dejaron pasar pero solo para robarlos.

Y así, tantas violaciones de DDHH que se comenten en la 300, que pareciera que fue construida con odio.

Hay muchos presos comunes, los cuales, a mi parecer son ángeles la mayoría de ellos, acusados de cargos que no han cometido, solo por quitarles sus bienes o por vender estadísticas falsas ante los americanos ante la lucha anti-droga y crimen organizado, para que los gringos les entregarán recursos.

El 90% de esos presos comunes son inocentes y todos, sin exclusión, son gente noble que buscaba como ayudarnos, son verdaderos ángeles, que la providencia usó para ayudarnos, a costa de su propio bienestar o seguridad.

Nos permitieron 2 llamadas en 11 meses, restringidos y vigilados, jamás se nos permitió visita de contacto hasta el día que íbamos a ser liberados; me permitieron diez minutos para una foto.

Yo no guardo rencor en contra de nadie pero le pido a Dios misericordia para los que propiciaron este daño en mi contra y de mi familia, y pars aquellos que ejecutaban las órdenes.

Dios bendiga a Nicaragua y Salve a Nicaragua.

Que nuestra señora de la Concepción de María proteja a Nicaragua y cubra con su Santo Manto a esta Nación.

Jaime R. Ampie Toledo

Siga a Jaime R. Ampie Toledo en Facebook/JaimeAmpie

De el Muro de Facebook de Jaime R. Ampie Toledo

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.