07/10/2022

A propósito de las actividades propias del 19 de julio, fecha de una revolución traicionada, convertida en día de veneración hacia la pareja de ancianos y su estripe sangrienta.

A manera de anécdota, mientras mi persona huía hacia Masaya, en compañía de un pueblo que tenía miedo de quedarse en su casa, ante la eminente operación limpieza que, efectivamente, desplegó la guardia nacional de Somoza; en esa misma fecha, pero en San José– Costa Rica, el flamante Comandante “carabina virgen”, se escondía junto a su consorte.

Y ahora me dicen que yo soy el traidor y el coma-andante, es el “héroe” omnipresente, poderoso que “restituyó la paz y nuestros derechos”. En un inicio, lo aceptaba, luego me daba risa y ahora me repulsa.

Me comentaba un empleado público, que si alguien pensaba que iba de vacaciones desde el viernes 15 de julio al 20 de julio, estaba muy equivocado o fuera de noticia.

Ya le habían enlistado las “actividades revolucionarias” y tiene que cumplirlas, para garantizar “la restitución del derecho al trabajo” que le brindaba el coma-andante y la compañera.

Pues bien, me contó que “marchó” en una caravana, en compañía de empleados públicos de todos los ministerios de gobierno, los miembros de la policía, el ejército, estos dos últimos de civil, los paramilitares, los sapos de a pie (poquísimos, por cierto) que hay en cada barrio., para marchar por los barrios que menos creen en las promesas de la pareja criminal.

La única alegría la entonaban los altoparlantes, puesto que la gran mayoría iba esperando a que pasaran lista de asistencia y garantizar, de esa manera, la comida en sus hogares.

Parecía “la marcha del silencio”, a no ser, como mencioné anteriormente, el ruido que hacían los altoparlantes.

Triste realidad la de esta gente. Me comenta que incluso policías, miembros del ejército, maestros, trabajadores de la salud, etc. están cansados y llenos de rencor. Todos, identifican a sus verdugos, que hacen el papel de “jefes” o líderes políticos. Todos esperan el momento en que se revelará en la cara del tirano y sus secuaces, la decisión de todo un pueblo de salir de esta oprobiosa dictadura.

Uno que otro sapo, gritaba “No pudieron..ni podrán”…… como queriendo justificarse su desencanto y hacerse un poco de “entusiasmos”. Hasta ellos saben, que nadie los quiere, que en las últimas “elecciones”, el pueblo voto en un 81% con un rotundo grito de no querer mas sandinismo, con su silencio y la ausencia en los centros de votación.

Ellos saben, que cada día, sus sapos, salen en grandes cantidades, hacia el imperio, en busca de una mejor alternativa, cansados, también, de este régimen que muere día a día.

Ya no queda mucho por destruir: Destruyeron la institucionalidad del Estado, acabando con la independencia de los poderes, cerraron los espacios de comunicación, que informaban con veracidad, apresaron y forzaron al exilio a periodistas, el pueblo que los enfrentó. Encarcelaron a sus oponentes electorales. Cualquiera de ellos o ellas, le hubiese proporcionado la “paliza” electoral, en condiciones de igualdad y transparencia.

Han cerrado ONG, expropiando sus bienes. Dejando a ancianos y personas desamparadas, que eran beneficiadas con las obras de estas ONG, en el total abandono.

Encarcelan y persiguen a la iglesia católica, generando mayor compromiso y claridad de lo que sucede, en los feligreses que profesan la fe católica; incluso, aun cuando el papa, manifieste su amistad intima con Raúl Castro.

Continúa el acoso a las familias opositoras que son identificados y señalados por sus sapo, así como a familiares de los presos y presas políticas y los familiares de los mas de 350 asesinados y los miles de personas que quedaron lisiados, producto de la brutal represión con etiqueta inequívoca de DELITOS DE LESA HUMANIDAD.

Endeudan al País, en complicidad con funcionarios de los organismos financieros multilaterales, llámense estos BCIE, BM. BID, funcionarios ladrones y cómplices de tanta
ignominia.

Pero, con todo y eso, el viejo y decrepito dictador, mantiene un cerco alrededor de su bunker, vive, come, duerme, camina con un eterno miedo, piensa las 24 horas del día que pude ser el último de su vida.

Aunque estén “diseñando” su relevo familiar, están claros que una vez que pasen a “otro plano de vida”, el tiempo que les quedará a su familia, será corto, para que los acompañen en ese “plano de vida”-

En relación a los sapos de a pie, pobre de ellos y su descendencia, serán señalados como los hijos de CAIN, y marcados en la frente, con la vergüenza de haberse prestado a tanta maldad.

La única salida triunfante, la tiene el pueblo; así está escrita la historia a lo largo de la humanidad.

Nicaragua, no será la excepción.

Website | + posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.