09/02/2023
11 de noviembre 2022
El diablo, narcisista y egoísta por excelencia, no cree que un hombre sea capaz de amar más allá de su propio “yo”. Por tal razón, se las ingenia con métodos capciosos y trata de disuadir a los hijos de Dios para que traicionen a su Creador.
El diablo es el padre de la mentira y el principal acusador de los hijos de Dios.
“Él fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira.”
~(Juan 8:44).~
El diablo espera el momento adecuado para tentar al Pastor y a sus acompañantes. Se aprovecha del insomnio; del sofocante calor, del hambre, de la sed y de la enfermedad para quebrar la moral de los que quiere someter. Prohíbe que les pasen alimentos y medicinas.
El diablo les infunde miedo, pero el Pastor siempre les dijo: “no nos dejemos vencer por el miedo. El miedo paraliza”. “¡Cristo siempre vence!”
“Después de haber ayunado cuarenta días con cuarenta noches, sintió hambre. Y acercándose el tentador le dijo: Si eres Hijo de Dios, haz que estas piedras se conviertan en panes. El, respondiendo, dijo: escrito está: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que procede de la boca de Dios”.
~(Mateo 4: 2-4)~
El diablo viene a la carga por segunda vez. Lo hostiga, lo acorrala, lo aísla y lo somete a un máximo de estrés. Su propósito es doblegarlo usando la hostilidad, para apartar al Pastor de su misión Sacerdotal, Real y Profética:
“y lo puso sobre el pináculo del Templo y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, arrójate abajo. Pues escrito está: Dará órdenes acerca de ti a sus ángeles, para que te lleven en sus manos, no sea que tropiece tu pie contra alguna piedra. Y le respondió el Jesús: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios”.
(Mateo 4: 5-7)
El diablo no se da por vencido y regresa por tercera con más insistencia. Le ofrece dinero y poder a cambio de rendirle culto y postrarse ante él y su legión. Y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: “todas estas cosas te daré si te postras ante mí y me adoras”. Entonces, Jesús le respondió:
“Apártate Satanás, pues escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a Él solo darás culto”. (Mateo 4: 8-11)
Después de haberlo puesto a prueba y no pudiendo doblegar la fe y la fidelidad a su ministerio, Satanás furioso y herido en su ego, ordena a su legión tomar como prisionero al Pastor.
Decenas de guardias con armas pesadas y una caravana de vehículos habían sido desplegados para efectuar 14 días de #terror, que culminaron con el arresto del obispo y siete religiosos desarmados, que habían permanecido dentro de la Casa Episcopal. Las únicas armas que poseían eran la #fe, el #ayuno y la #oración, desde el 4 de agosto, día en que fueron sitiados y confinados.
El viernes 19 de agosto 2022, por la madrugada, los #esbirros del #poder de las #tinieblas irrumpieron en la Casa Episcopal de la #DiócesisdeMatagalpa y secuestraron al Pastor.
Aprovecharon la oscuridad para arrestarlo, como los judíos arrestaron a Jesús en el Huerto de Getsemaní, porque les incomodaba la predicación del Pastor.
A pesar de haber sido arrestado como si se tratase de un vulgar delincuente, el Pastor no quiso vencer al diablo con orgullo ni venganza, ni violencia, sino con humildad. No opuso resistencia. “El odio se vence con el amor”. “Al diablo se le vence con ayuno y oración”.
Pocas horas antes, el Pastor secuestrado había publicado en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje:
“Preocupémonos por llevar el traje d fiesta en el Reino de Dios”.
Satanás, el supremo seductor, había enviado emisarios para tratar de mercadear la libertad del Pastor.
Le ofreció “libertad” a cambio de silencio. Pero, la respuesta tajante del guerrero de Dios fue siempre la misma:
“¡De rodillas, solo ante Dios!”.
Website | + posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!