Los Secretos a Voces del FSLN en Boaco

Los Secretos a Voces del FSLN en Boaco

Las muertes misteriosas envueltas en “secretismo” partidario.

En los años 80’s Nicaragua vivió una guerra civil que cobró la vida de miles de jóvenes nicaragüenses, “defendiendo” a la Revolución de los nueve. No solo murieron jóvenes que fueron obligados a entrar al ejército bajo la Ley Del Servicio Militar Patriótico, –que fue publicada en la Gaceta No. 228 del 6 de Octubre de 1983 y aprobada el día 13 de Septiembre del mismo año, – si no que también murieron jóvenes Sandinista que creyeron en la utopía que les presentó el gobierno de entonces, guiado por mismo dictador que “gobierna” hoy a Nicaragua, el dictador Daniel Ortega Saavedra.

La guerra fue cruenta, y el SMO o Servicio Militar Obligatorio, conocido de esa manera por el pueblo, era la licencia oficial para mandar a morir a todos, no importando edad, discapacidad física o si estabas a favor en contra de la Ley Militar; en esa lucha constante de vencer al “imperialismo yankee” se esfumaba con una bala de los Contras o con una bala de los mismos Sandinistas. En la guerra todo se vale, dicen por ahí, pero cuando sos atacado por fuego amigo, eso no debe valer; hubieron muchos casos que los pelotones de un BLI le disparaban a otro BLI, por la mala coordinación en las comunicaciones entre los mismos batallones. Es ahí que a veces se mataban entre ellos y esa batalla, era reportada como, una batalla “heroica” donde las fuerzas del mal, financiadas por los gringos, fueron acribillados los jóvenes tal y tal, cuando en verdad, las muertes fueron ocasionadas por las balas amigas de sus compañeros de armas; y cuando llegaban a entregar el cadaver de un SMP o SMO, se le decía al familiar que habían muerto heroicamente. ¡Pamplinas!

Los Muertos Eran Por Montones y a Diario.

En esta historia ya narrada y conocida por todos, por todos digo, porque, por lo menos los Azul y Blanco ya la sabemos, pero los los Sandinistas de hoy no la saben y los que fueron testigos la ocultan. Como el caso de el señor Robin Toledo.

Robin Toledo es un Sandinista “histórico” que ha sido protegido, y beneficiado por sus SAPADAS, por aquello de que el amor es mutuo, yo te doy, pero vos me tenes que dar.

Robin Toledo, tenía un hermano que era Sandinista hasta morir, hasta que se murió o lo mataron, su nombre era Lawrence Toledo, un muchacho con un buen porvenir en las filas del FSLN. Pero el fanatismo por los Sandías fue mas grande que la razón porque se presenta donde Reynaldo González, jefe de reclutamiento de Boaco, para servir en el ejército, que al mismo tiempo era su jefe, porque el, Lawrence Toledo era reclutador oficial del SMP o SMO de Boaco, y le dice al jefe, “estoy listo para defender a mi patria”. Y así fue. Una vez que se siente que puede servir en otros cargos importantes, es reclutado para servir en las filas de la temida y tenebrosa Seguridad del Estado de Boaco, y el jefe de esa rama en Boaco era nada más y nada menos que Manuel Fuerte, el Cacique Sandinista de Boaco.

¿Como se murió el “Héroe” Sandinista Lawrence Toledo?

Robin Toledo, hermano de Lawrence Toledo, ha dicho en reiteradas ocasiones, en estado de ebriedad, y sin echarse un trago o bueno y sano, que el el ex seguridad del estado Sandinista, Alejandro Alonso, asesinó a su hermano Lawrence Toledo. Nadie sabe como mato Alejandro Alonso a Lawrence Toledo, y el porque lo mató, pero su hermano lo sabe, porque lo ha asegurado en varios lugares y en reiteradas ocasiones.

Alejandro Alonso

Por cierto, Robin Toledo, dijo, que este hecho sucedió en la comarca de una zona de la Embajada, jurisdicción de Camoapa.
Además agregó, que meses después por razones que no llego a explicar su familia exhumó el cadaver de Lawrence.

Este hecho es un secreto a voces dentro de los círculos Sandías en Boaco, pero nadie se atreve a contradecir que Lawrence Toledo lo mato un ex Seguridad del Estado, y entonces dicen que cayo por la Revolución Sandinista en los campos de batalla, defendiendo la Revolución que ahora goza Daniel Ortega, la Chayo y su maldita familia.

El sacrificio humano de miles de jóvenes que fueron obligados a pelear una guerra a la cual no querían participar no tiene perdón de Dios, pero el sacrificio de los jóvenes Sandinistas que fueron engañados para defender el patrimonio monetario de los Ortegas, tampoco tiene perdón, peor aún cuando la familia se presta en ocultar la verdad de los horrores y abusos de los Sandías, porque si no ocultas esa penosa verdad, te quitan los beneficios por ser Sandías o te quitan en Carnet.

Nota: Robin Toledo tiene una historia negra, el porque Robin Toledo no puede litigar como abogado se debe a que está amonestado por la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, debido a una acusación de violacion y/o acoso sexual, y eso es el porque no puede ejercer. Encontraremos la verdad y será publicada por BoacoAzulyblanco.com en cuanto tengamos los datos correctos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *