ATRAPADOS EN EL 2021

ATRAPADOS EN EL 2021

Escrito por Tino Pérez

Para algunos nicaragüenses privilegiados, lo que va del año es bonanza plena y futuro de grandes augurios, todo relacionado con el Poder, y en términos prácticos, con el abuso del Poder. Para la gran mayoría, sin embargo, el estancamiento tradicional es el mismo.

Ha pasado mucha agua por los cauces llenos de basura, y mucho alcohol por las gargantas, pero no se ve la luz al final del túnel. Siempre recordamos aquella curiosa frase:

“Hay tres tipos de personas: los que hacen que las cosas pasen, los que miran las cosas que pasan y los que preguntan… ¿qué pasó?”

 Viviendo dentro o fuera del país, criticando, observando o actuando, cada quien deberá ubicarse honestamente en una de estas categorías. Algunos dirán que estando lejos, será más fácil ubicarse, otros que estando aquí, es mejor mirar los toros de largo, dejar que las cosas pasen. Quizás allá se viva del pasado y aquí del futuro, pero lo más notorio quizá sea, que ni unos ni otros vive el presente, ya por conveniencia, ya por indiferencia.

Lo realmente ineludible es la catástrofe que a veces se palpa y todo el tiempo se esconde. “Todos los animales son iguales —escribió Orwell en su novela Rebelión en la Granja— pero hay animales más iguales que otros”. Tal vez, en esa ventaja de igualdad, esté la explicación a nuestro actual estado de evolución política.

La parte que ejerce el Poder, también administra la mentira y al respecto hay otra famosa frase: “La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira”. Nadie tiene mayor divulgación de la mentira que este gobierno que acapara, día y noche, la televisión y los medios de comunicación masiva, como fuente de ingreso familiar y como órgano de propaganda partidaria. La mentira es sistemática, dosificada sólo para distribuir equitativamente la miseria que envuelve al 47% de la población.

También en el exilio, que ya es voluntario por acomodamiento o por confort, salen a relucir expresiones de indiferencia, casi haciendo eco de la famosa frase de Cervantes: “Quien bien tiene y mal escoge, del mal que le venga no se enoje”. Todo esto nos lleva al pasado, a nuestro pasado, y si lo analizamos desapasionadamente podremos enmarcarlo en esta otra frase muy ilustrativa: “Ahora pienso, al mirar el pasado, que no luchábamos contra el enemigo, sino contra nosotros mismos y el enemigo estaba en nosotros”. 

Quizás lo más sensato sea reflexionar más que nunca, hacer más y hablar menos mientras el tiempo sigue su irreversible curso y los hombres su ineludible destino. Pero aun no es seguro, sin aludir a la Naturaleza, si a final del 2021, estaremos todavía recordando nuevamente a George Orwell:

“No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace una revolución para establecer una dictadura”.

Siga a Tino en Facebook/TinoPerez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *