07/10/2022
Este miserable desadaptado, se ha dado a la tarea de atacar y desacreditar a los dos obispos que más han metido el pecho por el pueblo azul y blanco. Los tilda de “demagogos”, “mentirosos” e “izquierdosos”. Se burla de ellos llamándolos “iluminados” al servicio del MRS. Los acusa de ser los culpables de haber “oxigenado” a la dictadura en el diálogo del 2018.
En sus comentarios destructivos se puede percibir fácilmente que se regocija de la persecución que sufren los obispos y les desea la muerte. Pareciera que un espíritu maligno, como el de Rosario Murillo, habita en la mente retorcida de este miserable.
Y, junto a él, hay un #gueto de la #diásporanicaragüense en EE. UU, que se jacta de ser la “nata” de la oposición nicaragüense; se auto llaman “verdadera oposición” y “verdaderos anti sandinistas”, y detrás de esos “títulos” se creen con el derecho de ensuciar la imagen de nuestros Pastores. Algunos de ellos, disque católicos(as), en tono burlesco e irreverente llaman a monseñor Álvarez, “el hijo del Papa Francisco”.
Ese grupúsculo tóxico es la mala levadura que destruye la paz, la armonía y la concordia en estos momentos en que, todos los que decimos amar a Nicaragua, deberíamos concentrar nuestras energías para lograr la UNIDAD. Gracias a Dios que es un reducido grupo de desadaptados, invivibles.
No les importa llevarse en la patas a los obispos, sacerdotes y todo cristiano que busca una salida al infierno que vive el pueblo por culpa de esta dictadura. No contribuyen en nada a la unidad ni a la paz. Son una bola de insolentes, irreverentes, cobardes e hipócritas.
María Libertad Nicaragua, 20 de septiembre 2022
Website | + posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.