LA HISTORIA SE NOS VINO ENCIMA

LA HISTORIA SE NOS VINO ENCIMA

La ignorancia igual que el hambre son dos formas eficaces de crear violencia.

Escrito por Germán Mayorga

Cuando arrogantemente nos otorgamos el derecho, de tratar de estúpido e ignorante a Don Juan Pueblo Nicoya, no estamos más que afirmando nuestra propia estupidez.

Definir la ignorancia, delimitar su campo de acción, clasificarla y liberarla de todas las atribuciones que se le hacen, se presenta a todas luces como una tarea multidisciplinaria, multidimensional y multifactorial.

Renunciar a nuestra vanidad, al CV y todo lo fatuo de nuestro excepcionalísimo nos permitiría de apreciar y entender a los ignorantes portadores de ignorancia. Pues entre otras cosas todo ignorante sería un ser aparentemente desnudo e indefenso.

Antes de abordar la investigación de un fenómeno social, debemos despojarnos de toda percepción falsa presumido conocimiento, prejuicios y concepciones personales respecto del fenómeno a estudiar.
Hay que bajarse de la nube y poner los pies sobre la tierra. La IGNORANCIA, como EL CONOCIMIENTO, LA RIQUEZA y EL PODER, son POSICIONALES.

No existe ni el conocimiento absoluto ni la ignorancia absoluta y cada quien debe ser honesto y ocupar el espacio que le corresponde y además, respetar el espacio de los demás.

En política, el órgano hepático y la vesícula biliar poseen una influencia notoria en la ‘’estructuración’’ del discurso logorréico y defecamos nuestra frustración sobre todo ignorante o en quien nos parece que lo es.
Actuamos en función de una pretendida superioridad ideológica o de una arrogante presunción de excepcional perspicacia y análisis político.

Como Nicaragüense asumo mi nivel de ignorancia y no me avergüenzo, me avergonzaría más la soberbia y la arrogancia de creerme depositario de la verdad y de toda forma de expresarla.

Somos iletrados y analfabetas y la historia nos diseñó así, cuando yo nací, ya la ignorancia era huésped perpetuo en mi casa y cuando llegue me cobijaron con ella.

¿Culparemos pues de imbécil, ignorante y estúpido a todo un pueblo?

En nuestra ignorancia brincamos como saltamontes de la psicología a la economía y de ésta a la sociología, la filosofía, la historia y hasta llegar a la politiquería todo sin respetar la autonomía relativa de las palabras su esfera de aplicación disciplinaria ni su dimensión conceptual y no hacemos más que embadurnar el discurso, pero no importa si eso nos nutre el ego.

La historia nos encuentra desnudos, caminando en nuestra inocencia socialmente programada y no importa el camino, hacemos estupideces al andar y ese es el producto que se espera de nosotros, porque quizás la mayor vergüenza no sea de ser ignorantes, ni estúpidos, ni analfabetas, ni vulgares, ni ‘’jinchos’’ parados en las esquinas’’, sino ser sumisos y solo ocasionalmente violentos como llamarada de tuzas.

Hoy asistimos una maroma electoral, bajo la misma carpa, los mismos chicheros, los mismos payasos, el mismo escenario y como todo circo maromero, algunos animales, un burro, uno que otro mono, una cabra loca, una gata prepotente, una extraterrestre que se desplaza sobre el suelo sin tocarlo, y uno que otro equilibrista , bailarinas del tercer sexo con tetas flácidas luciendo viejos atuendos pulgosos, pero en este circo nuestro hay más empresarios que artistas.

Es un circo miserable pero rentable porque muchos apuestan a explotarlo.

Pobre patria maromera donde los que dicen saber pensar se queman entre ellos pero no logran vencer nuestra ignorancia, porque somos ignorantes pero no pendejos.

Sabemos que no debe haber elecciones, y si las hay, el resultado será el mismo, sabemos que no hay por quien votar, no confiamos en ningún partido, conocemos la ruta, pero, ya es tarde para hoy.

No hay tiempo para organizar la verdadera oposición, tampoco podemos fabricar un líder y los que presumen serlo no nos sirven.
Solo sabemos que la muerte vestida de camuflaje y de policía hace su agosto en las zonas rurales, en las ciudades, en calles, barrios y hasta a domicilio; sabemos del hambre, la miseria, la corrupción, el secuestro, la tortura; hay hambre, muerte y miseria; presos y secuestrados políticos y tortura cotidiana.

Sabemos también lo fácil que es combatir con el teclado y cómodamente fuera del alcance de las huestes de la chureca y del cacreco dictador.

Sabemos que ABRIL VIVE y Nicaragua también. Y que en la patria de los ignorantes jamás debe ser tarde…para tratar de no serlo
German Mayorga…Montreal, 26-03-2021.

Siga a Germán en Facebook/GermánMayorga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *