07/10/2022

EDGAR TIJERINO M.

10 DE SEPT DEL 2022

 

Desde antes del jonrón quiebra mandíbula y quita respiración de Ronald Garth en el cierre del quinto, sellando un 16-0, macabro para el boerismo, Omar Cisneros sintió que había renacido. Ahora sí, pudo dormir, colocando debajo de su almohada, insomnios enloquecedores. Con tanta satisfacción -que no sabemos si se va a alargar- no le importaba al siempre polémico timonel, acostarse en una cama de piedra.

La confundiría con una de plumas…No hay nada más sabroso que la victoria, aunque no sea grandiosa, ni aplastante como la de anoche, cuando es de urgente necesidad… Fue como si la pesadilla, hubiera cambiado de uniforme.

Sandy tenía la ventaja del 2-0, y sigue arriba, aunque con la incomodidad de esa picazón que provoca el acercamiento 2-1. Fue un desastre el Boer, cierto, pero puede ser fugaz. Siempre recuerdo en Doble Play, la Serie Mundial de 1960. Los Yanquis vapulearon tres veces a los Piratas y no pudieron coronarse, no solo por culpa de Mazerowski.

¿Por qué pasó todo lo que vimos anoche?

El zurdo Quintana ayudado por dos doble plays, logró manejar tempranas dificultades; el “curvista” Santos Jarquín, vio y sintió, como le golpeaban pitcheos altos; Juan Carlos Urbina perdió una pelota que parecía tener controlada; el bateo Dantos se reencontró con el jonrón disparando dos, el de Alegria solitario y el de Garth, noqueador; el relevo indio fue masticado implacablemente; en el cierre del quinto, eran los del Boer los más apurados en que todo acabara. Sandy aferrado a lo objetivo, sin posibilidad de recuperación, no iba a utilizar ninguno de sus brazos fuertes.

Sabe que cuenta con Berman, hasta hoy factor de seguridad para el cuarto juego, y solo podía perder el sueño, de pensar en la posibilidad que la final se nivele 2-2. Se puede haber levantado unas cuatro veces, gritando con silenciador: No, no, eso no va a pasar.

Cuando ocurre una demolición así, aun siendo breve, el cronista se pregunta: ¿qué puedo comentar caminando entre escombros? Nada. Lo único es hacer un relato.

Y vuelvo a preguntarme:

¿a quién le interesan los detalles?

El informe es simple:

Los Dantos, transformados repentinamente en una fuerza ofensiva incontrolable y devastadora, mostraron su primera señal de vida con una paliza de proporciones mayúsculas 16 por 0, un super nocaut que reduce el sufrimiento a 5 entradas.

El desequilibrio no oculta jugadas defensivas brillantes: la atrapada de Garth en el primer inning, la realizada por Loaisiga con batazo de Ofilio, la atajada de Rubí en el segundo, el tiro al plato de Reynoso en el tercero, cuando el juego era juego 1-0…Pese a la magnitud de ese derrumbe, el favoritismo no cambia de acera, sigue del lado de los indios para el Juego 4 por el factor Berman Espinoza.

NOCHE DE CARNAVAL PARA DANTOS

 

Siga a Edgar Tijerino en su página de Facebook haciendo click en su nombre

Website | + posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.