“El Chocolatito’’ ya no es chocolate para EL CACRECO dictador.

“El Chocolatito’’ ya no es chocolate para EL CACRECO dictador.

El incuestionable atleta y excelente boxeador en estos momentos ya no es útil y paso de ser chocolate a ser una melcocha.

‘’MAL PAGA EL DIABLO A QUIEN LE SIRVE”

El CACRECO ORTEGA es el ente más oportunista, mal agradecido, rencoroso, delincuente, sanguinario y criminal que existe y desgraciadamente nació en Nicaragua.

Después de leer la opinión autorizada de EDGARD TIJERINO, no me cabe la menor duda que Chocolatito fue víctima de un despojo. Quizás el árbitro venezolano queriendo dañar a Ortega, se defecó en el Chocolate y en la afición nacional. Personalmente y sin temor a la avalancha de vulgaridades, epítetos y opiniones que se me vengan encima, presento mi opinión y al hacerlo quiero ser lo más objetivo posible.

Primero: El Chocolatito, tiene todo el derecho a tener preferencia política e ideológica, opinar y manifestarla públicamente y si es Sandino- Orteguista , por convicción o por endeudamiento moral con el dictador, debe ser respetado, en su libertad de serlo.

Eso es democracia, aunque nos duela. El Nica como sujeto y peor como manada política es totalitario, absolutista, gritón, vulgar, pendenciero y no conoce zonas grises, no lo digo yo, lo dijo en sus palabras Pablo Antonio Cuadra, poeta e intelectual de rancia aristocracia pero muy puntual en su análisis, además de ser uno de los pocos, sino el único en intentar un ensayo sobre el Nicaragüense.

‘’Viva el Boer, Viva León Jodido, Viva Somoza, Viva Daniel, etc… ¿y los demás?. El Universo del Nica es muy limitado, casi parcelario un ejidatario político diría yo. Además de poseer una pírrica capacidad para analizar y una pésima posibilidad de expresar nuestra opinión en términos políticos comprensibles, somos como un chocoyo que cambia de rama y olvida, pues además, tenemos una memoria chinga.

No somos como somos por un accidente geográfico o social, históricamente hemos sido construidos y diseñados para las dictaduras, la religión y el sometimiento y de esto no son inocentes los cachurecos, los liberales ni los sandinistas. El Cacreco Ortega adoctrina a los niños en las escuelas; en los ochenta se aprendió a sumar contando fusiles, municiones, pelotones, comandos etc.

La entronización y adoración del líder es hasta hoy, una mezcla de Stalin, Mao, Kim Il Sung, Lenin, Fidel etc, y ni el PISOTE CARDENAL, NI TUNNERMAN, NI CHALE BARRICADA, NI GIOCONDA BELLI, NI RENE VARGAS, NI LEA GUIDO , NI JULIO LOPEZ, NI LOS HOY MRS, ni los otros, y menos Juan pirinola o chico lecheburra, unos por ser ignorantes o pendejos, otros por ser intelectuales vividores y oportunistas, y otros por ser ‘’COMPAS’’ etc., no dijeron nunca nada.

Hoy pagamos, Piñatas, Robos, Confiscaciones, CENIS, Gobernabilidad y todo lo que viene y desahogamos nuestra frustración y pendejismo político con un pobre diablo metido a boxeador que es lo único que tiene son sus puños.

En tanto que, Atleta y boxeador, el ‘’Chocolatito’’ es inobjetable y Ortega no le enseño a pelear. Alexis Arguello, subía al Ring con la bandera del Partido Liberal Somocista y con la bendición del Tío Luz, estando fuera, lo confiscaron, luego regreso, pero ya había subido al ring con la bandera del FSLN, luego se reconcilió con Ortega y llegó a ser alcalde y finalmente su desdichada muerte, pero todo eso ya se olvidó o se olvida.

¿Habrá un paralelo entre El Chocolatito y Alexis?

Seguimos admirando a Alexis y posiblemente habrá que esperar que se muera el Chocolatito o lo maten, para convertirlo en héroe nacional o mito. Ni doña Violeta ni Alexis Arguello tenían nada para enfrentar, las tareas que impone administrar un país, desde la presidencia o una ciudad desde la alcaldía, ambos fueron puestos en contexto, ella, por la política, la virgen de Cuapa, el Departamento de Estado etc., y el otro por oportunismo político y propagandístico.

Los dos resultaron un fiasco. Lo dicho anteriormente, no inhibe a muchos de correr tras Cristi-Ana Viuda de Lacayo, representante actual del CHAMORRATO ANCESTRAL. No aprendemos de la historia; hoy, cada palabra del Chocolatito generara muchísima crítica, vulgaridades y hasta obscenidades, pues en estos momentos su derrota lo convierte en una especie de vehículo idóneo para vulgarear y referirse al CACRECO ORTEGA y su SANGUINARIA bruja.

Esta derrota del Chocolate, auguraría la derrota del Cacreco Ortega y el pueblo así lo ve y así lo desea aunque los “dis-que” opositores actúen in contrario censum. En estos momentos, El Chocolatito no es útil al Cacreco ni a la Chila Loca y muy probablemente lo ‘’Secuestren’’ para callarlo y que no acceda a conceder más entrevistas y sigamos fusilando a Ortega en la persona de chocolatito.

Estamos identificando el despojo de una victoria, con la derrota ansiada y mil veces soñada del sandinismo criminal, corrupto y genocida y con ello estamos destruyendo al atleta. No hemos sido capaces de sacudirnos la dictadura porque la oligarquía se ha puesto entre el pueblo y los esbirros y entre los jóvenes y los asesinos para equivocar la ruta, torpedear la lucha y traicionar a los jóvenes, estudiantes, obreros y campesinos y a nuestras espartanas.

En las redes hay más espacio y proyección para la estirada exponente del CHAMORRATO que para Amaya Copen y las ex carceladas políticas y mujeres que luchan contra la ‘’GERONTOCRACIA POLITICA, (Adoro esta frase de la Srta. Tuckler), ya no digamos de los secuestrados políticos.

En buen Nica, no buscamos a quien nos hiso el daño, sino quien nos pague’’; en estos momentos el chocolatito es un Chivo expiatorio para Azasael, una especie de neo-realidad, instalada para desahogarnos, arrecharnos, indignarnos y encachi…..nos con un sustituto, ya que nos es imposible, castigar al CACRECO ORTEGA Y LA PRINCESA CHURECA.

Chocolatito no instaló al dictador en el poder, esto lo hiso el CHAMORRATO, Antonio Lacayo, Chale Barricada, El Ratón, los Tamalones, Arnoldo Alemán, los pactos y repactos y ya antes Jimmy Carter, la OEA y sus muchachos y todos somos al menos cómplices o encubridores, hipócritas unos, engañados otros en el mejor de los casos.

Pueden seguir despotricando contra Chocolatito, sigamos jugando al avestruz, y claro, entretengámonos gozándonos con el daño que con un mal fallo ha hecho al Chocolatito y mientras tanto, EL CACRECO ORTEGA RIE COMO UN COCODRILO y dira…’’ Que pendejos que son’’.

Germán Mayou

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *