07/10/2022

Escrito por María Nicaragua

Corrían los años 80’s, cuando Miguel Gómez, militante sandinista y conserje del Colegio Diocesano San Vicente de Paul, asesinó a su compañera de vida, porque esta descubrió que mantenía una relación amorosa con una hija de 15 años del primer matrimonio de la occisa.

Además, la víctima había descubierto que Miguel Gómez violaba a su hija de 6 años, de una segunda relación. Y como si eso fuera poco, el aberrado sexual también violaba a la hija de tres años que ambos tenían en común.

 

El segundo caso que quiero recordarles a los fanáticos serviles de la dictadura es el de Robin Teledo Martínez, militante sandinista, que en los 80 también violó a una menor, hija de Ivania Cruz, quien también es militante del FSLN y actualmente es jueza Local Civil de Boaco.

 

He visto comentarios donde los sapos, dicen que el sacerdote merece morir por haber violado a una niña, pues así deberían decir de su presidente moclín, que violó a su hijastra Zoilamérica y a la joven Elvia Junieth Flores Castillo de 15 años, con quien tuvo una niña a quien llamaron Camila.

 

Quiero recordarles a los fanáticos de la #dictadura #OrtegaMurillo, principalmente a los de Boaco, que se mofan en las redes sociales, por la condena de 30 años aplicada al padre Leonardo Urbina, por el presunto delito de violación, delito que, dicho sea de paso, no le ha sido comprobado. Lo que sí fue comprobado en su momento, fueron las violaciones cometidas por los “militantes históricos” Miguel Gómez y Robin Toledo, sin embargo, el #sandinismo los absolvió.

 

Miguel Gómez fue condenado a 25 años de cárcel, pero fue indultado mucho antes de cumplir su condena, porque como todos sabemos, el sandinismo es un perfecto violador de todas las leyes.

Les fabrican delitos a los inocentes y a los culpables los absuelven.

Siga a María Libertad Nicaragua haciendo clic en su nombre

María Libertad Nicaragua, 2 de septiembre 2022

Website | + posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.