07/10/2022
Website | + posts

Hace 43 llegó al poder la organización criminal FSLN. Entraron asesinando y pillando por toda Nicaragua, muy al estilo de los comunistas de Cuba. Hoy, traigo a la memoria estos hechos, sobre las ejecuciones que cometieron los “guerrilleros” en la ciudad de Boaco al momento de su entrada aquel 19 de julio de 1979.

 

Por Maria Nicaragua

Publicado originalmente el 19 de junio 2019

2022-08-29

18:39:24

La muerte de Ramón Cruz Romero, “Chitilla”

¿Quién era “Chitilla”?

Su nombre era Ramón Cruz Romero. Pertenecía a una familia muy humilde y conocida de la ciudad de #Boaco. Era tío de José Andrés Aráuz Cruz, (Chandeco) un reconocido sapo que promueve odio contra los Azul y Blanco, pero le gusta viajar mucho al “imperio yankee”,
donde tiene varios familiares.

 

El oficio de “Chitilla”: Chofer de camión. Circunstancias de su muerte: asesinado en 1979, tan sólo unos días después del triunfo de la revolución, por guerrilleros sandinistas, al ser denunciado por simpatizantes del FSLN. Razón de su “ajusticiamiento”:

Haber pertenecido, durante su juventud, a la GN de Somoza.

Aunque en el momento de su asesinato ejercía como transportista.
A Ramón Cruz lo obligaron cavar su propia sepultura en el camino hacia el municipio de Santa Lucía.

Se dice que un ciudadano de Boaco pasaba por el lugar, en el momento en el que a Ramón Cruz lo bajaban de un vehículo, con una pala en sus manos.

Quienes estaban con él eran hombres armados que portaban pañuelos rojinegros en sus rostros.

 

Según la versión del mismo ciudadano, él saludó a Chitilla y le preguntó:

-“ajá amigo, que anda haciendo por estos lados”,

y Ramón le respondió:

-“ando trabajando”. “Hágame el favor de decirle a mi mamá que usted me vio aquí”.

 

Cuando sus familiares llegaron al lugar de los hechos, se encontraron con un cuadro dantesco.

El cuerpo presentaba un disparo en la cabeza. Debido a su gran estatura no lograron enterrarlo completamente. Al lado, estaba otra fosa donde se percibía el cabello de una mujer asesinada en las mismas circunstancias. El cuerpo estaba apenas cubierto con tierra. Su identidad nunca se conoció.

 

La muerte de Diego López

 

El segundo caso conocido en la ciudad de Boaco, es la ejecución del ciudadano Diego López, colaborador de la GN.

Cabe mencionar que, su yerno Ramón Oporta, apodado “la rata”, y su hija Esperanza López, son afiliados al partido sandinista.

Diego López fue asesinado en la carretera a Managua, en una comarca conocida como “Quita Sueño” No se conocen muchos detalles.

 

La muerte de Francisco y Gregorio López.

La tercera ejecución efectuada por los llamados “muchachos” o “compas”, fue la de los jóvenes Francisco López y Gregorio López.

Según nuestras fuentes, Jerónimo Robles, un residente del sector del Estadio municipal de Boaco, había robado una grabadora a doña Lilian Mora, del barrio San Nicolás en el empalme de Saguatepe. Liliam Mora era simpatizante del somocismo. Después del robo puso la denuncia en el
comando de la GN. La guardia procedió a capturar a Jerónimo Robles el cual quiso huir, pero en la huida murió bajo los disparos de la GN.

Cuando los guerrilleros entraron a Boaco, emprendieron una cacería contra los somocistas que eran denunciados por los “orejas” sandinistas. En esa cacería capturaron a la señora Liliam Mora y a dos jóvenes que se encontraban en la vivienda. Sus nombres eran Francisco López y Gregorio
López, hijo y sobrino respectivamente del conyugue de Liliam Mora.

Luego de un interrogatorio, liberaron a la señora Mora, pero asesinaron a los dos muchachos que no tenían nada que ver con la muerte de Jerónimo Robles. Jerónimo Robles pasó de ser un ladroncito de sistema de sonido a héroe y mártir de la revolución, por el único hecho de haber sido asesinado por la GN. Al estadio municipal Ernesto Incer Álvarez de la ciudad de Boaco, le dieron el nombre de Jerónimo Robles.

Los guerrilleros les llamaban a estas acciones sangrientas, “ajusticiamiento”. La historia se repite. Nada ha cambiado desde hace 42 años. El pueblo fue testigo durante la insurrección cívica de abril 2018, que el FSLN es una organización bélica y terrorista. Tiene la costumbre de maquillar sus crímenes y dejarlos en la completa impunidad.

Llamar “justicia” a la injusticia y a la mentira la llaman “verdad”. Nunca reconocerán que se equivocan, que dan pasos en falso; mucho menos que
son criminales de lesa humanidad. Prefieren la mentira disfrazada de verdad que la verdad al desnudo.

 

 

Website | + posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.