Respuesta a la proposición de la UNAB de Masaya y Granada sobre la Junta de Gobierno Nacional de Transición

Respuesta a la proposición de la UNAB de Masaya y Granada sobre la Junta de Gobierno Nacional de Transición

De pronto fluyen las propuestas de Junta de Gobierno Nacional de Transición como solución a la crisis socio política y sanitaria que atraviesa Nicaragua. Hoy se conoció la propuesta de parte de la UNAB de Masaya y Granada sin elaborar mucho al respecto, dejando, por tanto, más preguntas que respuestas.

Por Álvaro Quintana Duarte

De acuerdo a su propuesta, para dar el primer paso para la conformación de dicha Junta de Gobierno, es necesaria la salida de la dictadura Ortega-Murillo del poder. En otras palabras, implícitamente asumen que Ortega-Murillo son el problema ignorando los grandes intereses de los mafiosos de las oligarquías de izquierda y derecha, el Ejército, la policía y los políticos corruptos y criminales.

Su propuesta menciona insistentemente a Ortega-Murillo como que son el problema, cuando afirman que no aceptan “unas elecciones donde un criminal de lesa humanidad como Daniel Ortega y su mujer pretendan estar al frente del proceso electoral y además ser candidatos en la contienda”.

No aceptarlos como candidatos es una buena intención, pero no es para nada la solución al problema.

Después con frases muy atractivas mencionan que “Apoyamos y trabajaremos activamente en concretar la conformación de una Junta de Gobierno Nacional de Transición que atienda los asuntos administrativos de la nación, y convoque a un proceso electoral verdaderamente limpio y transparente”.

Finalmente, hacen un llamado a la “Gran Coalición” (Gran Colusión) y al sector privado que, aunque en el pasado hayan sido aliados con la dictadura “ahora un virus demostró que hay valores más allá del dinero”.

La respuesta a la propuesta de Junta de Gobierno Nacional de Transición de la UNAB de Masaya y Granada, es que Ortega y Murillo no son el problema. Ellos son parte del mismo. También, no deberían de olvidar los crímenes de lesa humanidad y la aplicación de Justicia. Sin Justicia no hay Libertad y mucho menos Democracia.

El problema es sistémico. El problema es la alianza de los mafiosos de la oligarquía de izquierda, el Sandinismo (Orteguismo) con los mafiosos de la oligarquía de derecha, del Gran Capital.

Para solucionar el problema, por tanto, se requiere cambiar de raíz todo el sistema. Tal y como lo he expresado anteriormente:
Las alternativas son claras:

  • 1.- Ir a elecciones con o sin el tirano en el poder, con o sin parches de reformas democráticas. Es seguir con este sistema corrupto, criminal de lesa humanidad, de plutocracia y oligopolio manteniendo el statu quo, con un Narco Estado, con Terrorismo de Estado y sin Estado de Derechos, con la paz de los cementerios. Es alentar la impunidad sin aplicar Justicia. Es Sandinismo con o sin Ortega.
  • 2.- Un nuevo Orden. Nos unimos los hombres y mujeres de buena voluntad para formar un Gobierno de Transición con un Plan de Nación con el claro objetivo de tomar el poder como medio propicio para lograr la derrota total, estructural e irreversible del sistema social, político, económico y criminal de plutocracia dictatorial y oligopolio existente en alianza con el gran capital.

Mientras las propuestas de Gobierno de Transición, no contemplen el objetivo de un nuevo orden, para fundar el nuevo Estado Democrático de Nicaragua, aplicando Justicia a los crimínales de lesa humanidad, con la restitución de todos los bienes mal habidos, seguiremos en la esclavitud, en tinieblas, dando palos de ciegos, en medio de la mitomanía de los últimos 40 años.

No más engaños. En Nicaragua, los hombres y mujeres de buena voluntad ya conocemos:

“Conocerán la Verdad, y la Verdad os hará Libres”.

Juan 8:32

“El sonido del Shofar es sonoro, retumbante y diáfano.” 👂🎺 El que tenga oídos para oír que oiga!


El autor es nicaragüense residente en EE. UU, Ingeniero Industrial con Maestría en Ciencias de Ingeniería y Administración de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y varios postgrados en Ingeniería y Administración de Empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *