Médicos son chantajeados por el gobierno alegando “Sigilo Médico”

Médicos son chantajeados por el gobierno alegando “Sigilo Médico”

En tiempos de epidemia o brotes epidémicos, es obligación de las unidades de salud dar un informe diario del número de casos sospechosos y advertir a la colectividad de mantener distanciamiento social para evitar el contagio comunitario.

Por María Nicaragua

La dictadura abyecta Ortega-Murillo, a través de sus títeres del MINSA ha comenzado una campaña de chantaje contra los médicos. El régimen nefasto, escudándose detrás del enunciado del Juramento Hipocrático: “Guardar y respetar los secretos a mí confiados”, manipula a los doctores para que escondan y callen la verdad sobre la crisis sanitaria actual. Los amenaza con suspenderles el título profesional si rompen el “Sigilo de la cadena de custodia del paciente”, según denuncias de muchos médicos nicaragüenses. Ejemplo de esto, es la denuncia de un médico chinandegano, cuyo texto fue publicado en la página de Sergio Marín Cuernavaca, el día domingo 4 de mayo 2020.

Este texto lo remite médico de Chinandega a médico de Managua. Lean la nueva amenaza de la dictadura hacia los médicos….

Posted by Sergio Marin Cornavaca on Sunday, May 3, 2020

Desgraciadamente, estamos en manos de un régimen diabólico que juega con la vida de la población y pone entre la espada y la pared a los profesionales de la salud. Daniel y Rosario, son el monstruo bicéfalo que tiene secuestrada la constitución, los poderes del Estado, y como si eso no fuera suficiente, tienen secuestradas las leyes de Salud. La única ley que prima es su ley, a través de la organización partidista FETSALUD (Federación de Trabajadores de la Salud).

Estamos bajo la bota oprobiosa de una dictadura que se ha otorgado el derecho de vida y muerte sobre la población. Se sirven del Juramento Hipocrático para hacer chantaje a los médicos para que no denuncien la negligencia en el mal manejo de la pandemia. Pero la dictadura maquiavélica, jamás ha respetado el Juramento. La prueba es que negaron asistencia a los heridos de abril 2018; y han promovido actividades masivas a sabiendas de que no es el momento propicio a causa del virus.

El Estado, a través de las autoridades del MINSA, tiene la obligación ética y moral de mantener bien informada a la población con el fin de evitar la tragedia del contagio comunitario.

Para entender un poco más este asunto nos hemos comunicado con el Dr. Claudio Sequeira Gómez, médico boaqueño especialista en Epidemiología y Salud Pública:

María Nicaragua: Dentro del contexto de crisis sanitaria que vive Nicaragua, ¿Los médicos pueden dar información sobre lo que ocurre en los hospitales respecto a la pandemia, aunque no sean autorizados por el MINSA?

Dr. Claudio Sequeira: En tiempos de epidemia o brotes epidémicos, es obligación de las unidades de salud dar un informe diario del número de casos sospechosos, hacer tamizajes, muestreos de casos en la población asignada bajo la responsabilidad de esas unidades. Siempre se manda un informe epidemiológico diario y es el vocero seleccionado por las autoridades de salud local y nacional, en coordinación con la vigilancia epidemiológica, que informa a la población. Lo más correcto es descentralizar la información y manejar el conglomerado por la vigilancia epidemiológica nacional e informar a la población. Miramos como se está manipulando con los diagnósticos para ocultar casos del COVID- 19. Ejemplo, las neumonías atípicas. Hay encubrimiento doloso de colegas.

María Nicaragua: ¿Los médicos pueden revelar información sobre los pacientes afectados por el CIVID-19 sin romper el “Sigilo Médico”?

Dr. Claudio Sequeira: El médico puede romper el sigilo si el paciente autoriza hablar de su caso, o según su condición, el familiar más cercano lo autoriza. Es importante aclarar que el dueño del expediente clínico es el paciente. El problema actualmente, es que en Nicaragua no existe la emergencia epidemiológica oficialmente, menos la cuarentena. Es importante señalar que hay una centralización de la información de forma vertical, de las unidades (de salud) al nivel central y del nivel central a El Carmen, que son los que autorizan el tipo de información sobre la epidemia.

María Nicaragua: ¿Hay un Colegio Médico en Nicaragua?

Dr. Claudio Sequeira: No existe Colegio de Médico. La ley está intervenida por el gordo Porras, por eso no hay Comisión ética presidida por este Colegio como hay en otras partes del mundo o en la región centroamericana. Ejemplo, Costa Rica.

María Nicaragua: ¿En Nicaragua existe un Código Deontológico Médico?

Dr. Claudio Sequeira: Deontológicamente, no existe la comisión ética multidisciplinaria nacional que regule los aspectos bioéticos del gremio, es por ese aspecto que FETSALUD (organización sandinista de trabajadores de salud), está disfrazada para abordar estos aspectos como brazo sindical, con muchos poderes asignados por el gobierno.

En Nicaragua no existe una Organización Médica Colegial amparada por la Constitución.

Haciendo una búsqueda de información sobre el tema, he constatado que en Nicaragua hay gravísimas irregularidades en lo que concierne a las leyes en materia de Salud. Aunque hubo una ley que fue aprobada el 24 de septiembre del 2009, ésta fue “bloqueada y engavetada” en el Tribunal de Apelaciones de Managua después de que miembros del Movimiento de Médicos Sandinistas introdujeran un recurso en la Corte Suprema de Justicia.

En Nicaragua no hay ninguna ley que proteja a los pacientes de los abusos de algunos doctores y personal de salud, porque los Ortega-Murillo han secuestrado hasta las leyes de Deontología Médica. Tampoco hay una ley que proteja al gremio médico de los abusos de la dictadura. Vemos como están despidiendo, amenazando al personal que trata de denunciar la irresponsabilidad criminal del régimen. Otros profesionales se ven obligados a renunciar por la falta de protección a su propia vida, o por la hostilidad que reciben de parte de los sirvientes del orteguismo.

La Comunidad Internacional debe estar al corriente de esas irregularidades que van en contra de todos los Códigos éticos y morales de la Medicina. Los Organismos de Derechos Humanos deben de tomar en cuenta esa realidad y pronunciarse a lo inmediato. La ONU deben evaluar esta situación para exigir al régimen la responsabilidad y el rigor para enfrentar la crisis sanitaria por el coronavirus.

Hacemos un llamado a la Alianza Cívica, la UNAB y el COSEP de activar una campaña en conjunto con los organismos de Derechos Humanos, en favor del pueblo nicaragüense. La dictadura Ortega-Murillo está cometiendo un crimen más de lesa humanidad contra la ciudadanía. La salud es un derecho universal y la dictadura nos lo está negando en las narices de la llamada Oposición y de la Comunidad Internacional.

Conclusión:

La Salud es un Derecho Humano Universal, por lo tanto, se debe promover la defensa de los derechos básicos de pacientes y médicos.

El Código de Deontología Médica Internacional hace énfasis de que los médicos pueden saltarse la obligación del secreto profesional en los siguientes casos:

  • 1- Cuando exista un riesgo para terceros.
  • 2- Cuando hay una situación particularmente comprometida y que el médico sabe que el estado de salud de uno de sus pacientes puede constituir un peligro para otras personas y no debe mantener el secreto. Ejemplo: un paciente infectado por VIH, y en el contexto actual, un paciente infectado por el COVID-19.
  • 3- Cuando la ley exija colaborar con la Justicia. Ejemplo: cuando un enjuiciamiento criminal dispone que “los que por razón de sus cargos, profesiones u oficios tuvieran noticia de algún delito público, estarán obligados a denunciarlo inmediatamente”

El Juramento Hipocrático obliga a los profesionales de salud, defender la vida humana sin distingo de raza, credo político y religioso. Callarse es un acto de cobardía que los transforma en cómplices de la dictadura. 

El Código Deontológico Internacional de Ética Médica, no sanciona a ningún médico que rompa el sigilo profesional en caso de que haya un riesgo para la colectividad; y no debería de ser penado por la ley. Aunque, algunos ciudadanos expresan su desacuerdo en que se revele el nombre de la persona afectada por la pandemia, para que el paciente no sea estigmatizado por los mismos miembros de la comunidad, pero, están de acuerdo en que se divulguen los casos y la cantidad de infectados para el bien de la comunidad.

Léxico:

Código de Deontología Médica: La Deontología Médica es el conjunto de principios y reglas éticas que inspiran y guían la conducta profesional del médico.

Sigilo médico o secreto profesional: es el compromiso ético y legal que adquieren los médicos, frente al paciente y la sociedad, de no dar a conocer aquello que les ha sido confiado por el enfermo. Es el pacto entre el paciente dueño de la confidencia y el médico depositario de la confidencia.

Ruptura del secreto médico: en ocasiones, el médico tiene que saltarse esta obligación del juramento hipocrático por el bien colectivo que prima por encima de los intereses del paciente.

Tamizaje: mediciones para establecer quién puede contraer la enfermedad y quién no. Muestreo: Selección de un conjunto de personas o cosas que se consideran representativos del grupo al que pertenecen, con la finalidad de estudiar o determinar las características del grupo.

Fuentes:

Doctor Claudio Sequeira Gómez, médico especialista en Epidemiología y Salud Pública.

INFORMACIÓN SOBRE CÓDIGOS DEONTOLÓGICOS Y DIRECTRICES SOBRE ÉTICA EN INTERNET.

Asociaciones Médicas llamaran a conformar Colegio Medico

Quieren tener Colegio Medico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *