Opinion: Carlos Pellas, Roberto Zamora, Ramiro Ortiz y Piero Coen, los rostros invisibles detrás de la falsa oposición

Opinion: Carlos Pellas, Roberto Zamora, Ramiro Ortiz y Piero Coen, los rostros invisibles detrás de la falsa oposición

Varias fotografías o nombres dicen más que mil palabras. Por eso les comparto las caras invisibles de los que tiran la piedra y esconden la mano. Me refiero a los miembros del Gran Capital, quienes son los presuntos cómplices crimínales de la dictadura Sandinista (Orteguista), responsables de la peor crisis en la historia de Nicaragua y candidatos a ser incluidos en la ignominiosa lista de sancionados por la Ley Magnitsky. El día que sean sancionados, las cosas cambiarán.

Por Alvaro Quintana

El pueblo sabe quiénes son los más destacados miembros de su relación económica con Ortega: Carlos Pellas, Ramiro Ortiz, Roberto Zamora, Piero Coen, etc. Los EE. UU lo saben mejor que nadie. Son potenciales candidatos a ser incluidos en la ignominiosa lista de la Nica Act y la Magnisky nica.

Estos señores son los presuntos enemigos del pueblo de Nicaragua. Así ellos lo han decidido, por su avaricia sin límites por el dinero y obstinación de preservarlo. Son amantes de la plutocracia no de la democracia.

Su modelo corporativo en alianza con la oligarquía de izquierda, es el responsable que Nicaragua sea hoy en día uno de los países más corruptos en el mundo entero.

Fuente: Infobae en base a datos del Índice de Percepción de la Corrupción 2016 de Transparencia Internacional

*El ranking va de los menos a los más corruptos, y el índice de 100 (mínimo de corrupción) a 0 (máximo de corrupción)

Nicaragua ocupa el puesto # 145 de un total de 180 países, con un índice de percepción de corrupción de 25 correspondiente al año 2018 de acuerdo a la organización Transparency International. Somos el tercer país más corrupto del continente americano solamente detrás de Haiti y Venezuela que ocupan el segundo y primer lugar.

Los señores del Gran Capital son los rostros invisibles del sistema corrupto, criminal, socio político y económico de plutocracia dictatorial y oligopolio existente en alianza con la dictadura Orteguista.

Ellos son los que no dan la cara y en su lugar la Alianza Cívica y la UNAB, ahora aglutinados en la Gran Colusión (no debería llamarse Gran Coalición) aparecen todos los días con un sinnúmero de supuestas medidas y reformas para salir de la crisis actual.

Ellos son los responsables directos de que en Nicaragua no se dé todavía, el desenlace de la peor crisis en nuestra historia. Ellos son los que se creen que calladitos se ven más bonitos. Ellos son los que creen que al pueblo se le puede dar atol con el dedo.

Es evidente que el Gran Capital nunca llamó al Paro Nacional Indefinido porque no han querido auto derrocarse. Lo mismo aplica al Ejército de Nicaragua, que dice no intervenir, cuando todos sabemos que es altamente probable que sus miembros hayan participado en los crímenes de lesa humanidad en contra del pueblo.

“Nos equivocamos” dijeron los empresarios del COSEP siguiendo instrucciones del Gran Capital. Después de todo errar es de humanos. Pero “errare humanum est, sed perseverare diabolicum”; que traducida literalmente significa: “errar es humano, pero perseverar (en el error) es
diabólico.” Tristemente ese parece ser el caso de los señores del Gran Capital Nicaragüense.

Esta perseverancia diabólica en el error, conducirá al abismo irreversiblemente al Gran Capital, al Sandinismo (Orteguismo). El cambio viene y nada ni nadie lo detiene. La aplicación de la Nica Act o Magnisky Nica, a las instituciones estatales y a nivel individual e institucional a los
miembros del Gran Capital, podría ser una realidad en cualquier momento por su complicidad crimínal con la dictadura.

No llamar al Paro Nacional Indefinido y no mostrar arrepentimiento genuino por un cambio total, con hechos concretos, será su más grande equivocación y vergüenza. La frase “Nos equivocamos” si los va a perseguir hasta el fin de sus días.

La dictadura Sandinista (Orteguista) está agonizante desde abril del 2018. Se niega a morir porque el Gran Capital, el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), a través de sus designados de la Gran Colusión (Alianza Cívica, UNAB) y el COSEP la mantienen artificialmente con vida, oxigenándola. Desde hace rato debieron darle el tiro de gracia a Dios gracia.

El Gran Capital está a tiempo de cambiar de bando y unirse al pueblo, contribuyendo así, a formar un Gobierno de Transición, con el claro objetivo de tomar el poder, como medio propicio para lograr la derrota total, estructural e irreversible del sistema de plutocracia dictatorial y
oligopolio, creando el nuevo estado democrático de Nicaragua. Con sus recursos y el apoyo de todos los hombres y mujeres de buena voluntad, el cambio total podría estar a la vuelta de la esquina.

El Gran Capital debería de seguir el precedente de las élites capitalistas de Nicaragua en 1979, las cuales llamaron a un Paro Nacional y contribuyeron decididamente a la derrota de la dictadura Somocista, con el apoyo de los EEUU, de la OEA (Resolución del 24 de junio de 1979) y de la comunidad internacional. Tienen la palabra.

“El sonido del Shofar es sonoro, retumbante y diáfano.” 👂🎺 El que tenga oídos para oír que oiga!

El autor es nicaragüense residente en EE. UU, Ingeniero Industrial con Maestría en Ciencias de Ingeniería y Administración de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y varios postgrados en Ingeniería y Administración de Empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *