“Denuncia ante el mundo: Nicaragua está mal gobernada por una pandilla de mafiosos de la oligarquía de izquierda, Sandinismo (Orteguismo) y la oligarquía de derecha, Gran Capital.

“Denuncia ante el mundo: Nicaragua está mal gobernada por una pandilla de mafiosos de la oligarquía de izquierda, Sandinismo (Orteguismo) y la oligarquía de derecha, Gran Capital.

Nunca ha sido tan cierta la sentencia del Evangelio: “la verdad os hará libres”, así como su antítesis: la mentira nos vuelve esclavos. Nicaragua vive una mitomanía y un grave problema desde el 19 de Julio de 1979.

Por Álvaro Quintana Duarte.

Y para resolver en verdad un problema hay que ir a la raíz del mismo con la verdad. Por tanto, es indispensable explicar esa mala historia de Nicaragua, esa mancha negra, que ha bañado de sangre a nuestra patria.

Hay que poner al descubierto la verdad de la pandilla de crimínales de lesa humanidad, genocidas de su propio pueblo, narcotraficantes, ladrones y piñateros del patrimonio del pueblo. Solo así podremos de verdad ser libres. Todo lo demás es cuento de caminos.

Les pido disculpas por lo extenso que pueda ser este escrito. Desafortunadamente, el mismo tendrá que ser del largo que sea necesario, para refrescarle la memoria a todos aquellos que sufren de amnesia, o memoria corta de todo aquello que tenga que ver con el Sandinismo.

También porque debe ser una narración objetiva y descriptiva, del comportamiento criminal, asesino y delincuencial de los principales cuadros y dirigentes, tanto del FSLN como del Movimiento Renovador Sandinista (MRS). Así las generaciones de los años 80 y posteriores, no podrán alegar falta de conocimiento de esta parte de la historia de Nicaragua.

La raíz de todos nuestros males es el Sandinismo (Orteguismo). Es el ANATEMA o MALDICION de Nicaragua. Y hoy por hoy, desesperados por el levantamiento del pueblo soberano, el cual amenaza sus intereses socio políticos y económicos, parece ser evidente que han negociado para unirse nuevamente.

Desde hace ya rato, está en vigencia el plan macabro de unidad del Sandinismo con el Orteguismo, con la bendición del Gran capital. Mientras los enemigos se unen, el pueblo no se une. Porque el enemigo nos desune.

El enemigo es pragmático, mientras el liderazgo colectivo del pueblo, agrupado en diferentes movimientos y organizaciones, es dramático. Y es dramático, por la infiltración continua, persistente del Sandinismo, creando división, comprando voluntades, ofreciendo el excremento del diablo: el dinero.

Agrava además la desunión, las malas costumbres de los nicaragüenses, que no cachan, ni pichan ni dejan batear. Casi todos critican y muy pocos actúan. Hay mucho figureo y deseo de protagonismo, alimentando el ego individual.

Se enfrascan en discusiones estériles mientras el Sandinismo (Orteguismo) trabaja. Y no solo trabaja, nos continúan matando, secuestrando, encarcelando. Todo lo cual no debe seguir así.

Debemos unirnos antes que nos maten a todos. Debemos trabajar por la causa del nuevo estado democrático de Nicaragua.

A través de la nefasta historia del FSLN, ellos han pasado por divisiones y uniones. La historia no miente. Hay que aprender de ella. Los principales dirigentes del Sandinismo se separaron después de la muerte de su fundador, Carlos Fonseca Amador, a quien ellos mismos traicionaron. Se separaron en las 3 tendencias por todos conocidos:

  • GPP (Compuesta por Tomas Borge (probablemente en el infierno); Henry Ruiz y Bayardo Arce);
  • Proletaria, (Carlos Núñez (probablemente en el infierno), Jaime Wheelock, Luis Carrión Cruz (Movimiento Renovador Sandinista, (MRS),
  • y la tendencia Tercerista (Daniel Ortega, Humberto Ortega, Víctor Tirado).

Luego se volvieron a unir bajo la dirección de los dioses: la tristemente célebre Dirección Nacional de 9 comandantes. Mal gobernaron Nicaragua en la década de los 80. Década de terror para todos los nicaragüenses, con crímenes de lesa humanidad, narcotráfico, represión, asesinatos, desapariciones, división de la familia nicaragüense, exterminio de los indios misquitos, y una guerra fratricida, que dejó más de 50,000 muertos, únicamente porque no querían dejar el poder ni abrirse a una democracia.

Los Nueve Comandantes Sandinistas.
Parados de Izquierda a Derecha:
Carlos Núñez, Luis Carrión, Bayardo Arce, Jaime Wheelock, Henry Ruiz y Humberto Ortega
Sentados de Izquierda a Derecha:
Tomas Borge, Daniel Ortega y Victor Tirado

La promesa de democracia, con la que engañaron al pueblo de Nicaragua, para que los apoyara en el derrocamiento de la dictadura de Somoza.

Al perder las Elecciones ante Doña Violeta en 1990, con un contundente repudio y rechazo del pueblo nicaragüense, se quedaron gobernando desde abajo con el control total del Ejército y la Policía.

Pero todos ellos, sin excepción ninguna, saquearon y se repartieron todos los bienes del Estado. Los bienes confiscados a la dictadura de Somoza, y sus allegados, así como a otros nicaragüenses, cuyas confiscaciones fueron de manera arbitraria, injusta y sin fundamento.

Aquí nace la famosa “PIÑATA”. Lo cual no es que piñatearon simplemente las casas en que vivían. Piñatearon y robaron bienes de todo tipo, casas, empresas industriales, empresas agro industriales, flota de barcos pesqueros, haciendas de todo tamaño, fincas, canales de televisión, estaciones de radio, etc, etc.

Tal y como se reportó en un artículo publicado por el periodista mexicano Joaquin Ibarz (QEPD) en septiembre de 1991, en la Revista Crisis.

“Durante esos dos meses, el gobierno sandinista saliente también distribuyó más de un millón de acres de tierra para crear una nueva clase de propietarios. Como se quejaba el diario La Prensa, estos beneficiarios de la generosidad sandinista “se llevaron la mejor y más productiva tierra agrícola del país”.

Durante esas pocas semanas también gastaron la mitad de todos los fondos estatales presupuestados para 1990, y se transfirieron a Sandinista entrega miles de vehículos estatales de todo tipo: motocicletas simples, tractores agrícolas, camiones militares y sedanes de lujo de Mercedes.

Habiéndose retratado a sí mismos mientras estaban en el poder como enemigos implacables de la propiedad privada, los sandinistas que se marchaban se llevaron consigo todo lo que no estaba clavado. Transmisores de radio, tiendas y fábricas, hoteles y restaurantes, agencias de viajes y oficinas de importación y exportación, parques de diversiones y grandes ranchos que albergan las tierras agrícolas más productivas del país. El régimen se denominaba artísticamente “justicia histórica”.

A veces los sandinistas despojaban una empresa que no podían adquirir para equipar a otra que ya controlaban. Por ejemplo, robaron los poderosos transmisores de la estación de radio nacional, “La Voz de Nicaragua”, para equipar su propia “Radio Ya”.

Los creadores de la piñata se encargaron de destruir la mayor cantidad de evidencia posible de su robo. Probablemente nunca sabremos cuánta propiedad estatal pasó a manos de las nuevas riquezas de Nicaragua.

Durante el período de transición, las hogueras ardían incesantemente en los ministerios del gobierno y otras instituciones, alimentadas con documentos, declaraciones juradas, facturas y registros de los bienes que los sandinistas se habían apropiado.

“Encontramos los archivos del banco borrados. Las computadoras y los documentos habían desaparecido “junto con treinta vehículos, dijo Oscar Moncada, director administrativo del Banco de la Vivienda. Afirmó que la piñata le costó a su banco un valor de $ 300 millones en casas y bienes raíces urbanos que los sandinistas prácticamente entregaban a sus propios seguidores privilegiados, en lugar de a los empobrecidos nicaragüenses a quienes el banco estatal estaba dispuesto a servir.

En total, los sandinistas robaron unos $ 700 millones en propiedad estatal mediante la piñata. En gran parte debido a este saqueo injustificado, Violeta Chamorro heredó un país descapitalizado sin crédito externo”.

“Un año después de dejar el cargo, los sandinistas son los verdaderos ricos de Nicaragua. Se han convertido en el poder económico de facto en el país, pero a un costo enorme de su honor y la mayor parte de su respaldo político.

La flagrante corrupción de los principales comandantes ha desprestigiado el movimiento sandinista, reduciendo constantemente su influencia, su apoyo popular e incluso su unidad interna.

Hoy en día, el Frente Sandinista se encuentra en una calle sin salida, habiendo perdido el bien más preciado de cualquier movimiento revolucionario: su autoridad moral”.

En esos dos meses antes de la toma de posesión de Doña Violeta, los Sandinistas se adjudicaron un monto estimado en bienes de todo tipo, por USD 1,000 millones (Mil millones de dólares americanos) al valor presente en el año 1990, equivalentes a un estimado de valor presente en el año 2020 con una tasa mínima de retorno de 6% (Interés compuesto anualmente) a USD 5,743 millones de dólares americanos.


El monto de USD 5,743 millones se calcula como una simple inversión inicial como: FV = PV (1+i) ^n, donde PV es el valor presente de 1,000 millones robados en 1990, i =6% tasa de interés anual, n= # de años, 30 años), y FV es el valor futuro después de 30 años, siendo, por tanto, el Valor Presente en el año 2020. Esto es un monto mínimo asumiendo que los USD 1,000 millones no fueron reinvertidos en diferentes inversiones.

Esto sin agregar activos militares adquiridos como deuda externa ante la antigua Unión Soviética (URSS), algunos de los cuales fueron posteriormente vendidos a otros países.

Solo basta aquí recordar la venta de los helicópteros MI rusos al Perú, por la suma de USD de 100 millones y cuyo ingreso por su venta fue a parar a la cuenta personal de Humberto Ortega Saavedra.

A partir de este momento, en el año 1990, todos los crimínales de lesa humanidad, los genocidas de su propio pueblo, los asesinos, los narcotraficantes, los corruptos, los ladrones, los piñateros, etc, se convierten en los nuevos ricos de Nicaragua.

Derrotados electoralmente en 1990, empiezan a consolidar su nuevo imperio económico producto del robo descarado de la PIÑATA. En 1995 el FSLN se divide y nace el Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Desde 1990 al 2005 los gobiernos de Doña Violeta, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños no pudieron derrotar totalmente al Sandinismo porque simplemente no fueron a la raíz del problema.

Fotos de Revista Domingo, La Prensa

Dejaron en la impunidad los crímenes de lesa humanidad del Sandinismo por lo que no hubo justicia. Permitieron la PIÑATA, con lo cual nació el monstruo, socio político y económico del Sandinismo.

Desaprovecharon por múltiples razones, la oportunidad que tuvieron de acabar con el problema, cuando en su momento tenían el apoyo internacional, más el apoyo decidido de más del 60% de los nicaragüenses.

El resto ya todos lo sabemos. El corrupto y ladrón de Arnoldo Alemán, acosado por la torpeza política de Bolaños, pactó con Ortega y éste regresó al poder con las mil mañas y marañas, envueltos en telarañas. Esto es tema de otro escrito en otra oportunidad.

En este mismo período de 1990 al 2005, empiezan a acumular sus riquezas de manera presuntamente fraudulenta o criminal, -producto del lavado de dinero y el narcotráfico-, lo que hoy en día conocemos como Gran Capital.

Este grupo de selectos “Honorables hombres de negocios” por no decir presuntos gánsteres de etiqueta, inician el crecimiento de sus fortunas de forma paralela y con un comportamiento de crecimiento de curvas exponenciales sin precedentes en la historia de Nicaragua y Centro América.

Según reportan algunos encubridores y sabios economistas, el Gran Capital forma una alianza con el régimen de Ortega a partir del año 2006 cuando este llega nuevamente al poder. Dado el carácter sibilino de la relación de alianza entre el Gran Capital, el Sandinismo y el Orteguismo es muy posible que esto no sea del todo ajustado a la realidad y que hayan venido teniendo vínculos económicos precisamente a partir del año 1990.

De hecho, antes y después de la caída del comunismo en 1991, se abrió una ventana de oportunidad para el lavado de dinero rampante en Centro y Sudamérica por la falta de controles. EE.UU en esos momentos estaba enfocado en terminar de acabar con el comunismo y no en poner atención al lavado de dinero.

Otro factor adicional, sumamente importante que agrava el problema, es el aporte económico de la ayuda venezolana, en concepto de petróleo y sus derivados, a la dictadura de Ortega y que se estima en USD 4,500 millones y cuyo destino se desconoce porque nunca pasó por el presupuesto nacional.

Esta ayuda ha sido la “Gallina de los huevos de Oro de Ortega y muy posiblemente de Chávez y Maduro como negocio personal de los tres como lo delincuentes que son.

Esta ayuda es precisamente lo que hace que Ortega se les pierda en el espacio a los del Movimiento Renovador (Resentidos) Sandinista. Esta cantidad estratosférica será desconocida por Nicaragua como deuda externa adicional.

El pueblo de Nicaragua, el día de hoy, identifica a sus enemigos, como al Sandinismo- Orteguismo (que están unidos nuevamente) y la avaricia sin límites por el dinero del Gran Capital de Nicaragua.

Enemigos poderosos con el poder de las armas y un gran poderío económico. Si el FSLN en el pasado, se separó y se volvió a unir, cuando eran unos pobres diablos sin dinero y en harapos, ¿por qué ahora no van a unirse con el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), cuando está en juego que tengan que enfrentar a la justicia por sus crímenes de lesa humanidad, y también está en juego los recursos y el poderío económico producto de la PIÑATA, narcotráfico y lavado de dinero?

Todos los Sandinistas y Orteguistas son cómplices presuntos crimínales por acción u omisión de crímenes de lesa Humanidad, así como presuntos crimínales por narcotráfico, lavado de dinero y crímenes adicionales de todo tipo y naturaleza. La Libertad de que han gozado en los últimos 40 años es totalmente inmerecida, ya que tienen varias deudas pendientes por pagar:

  1. Tienen pendiente enfrentar a la justicia por sus crímenes de lesa humanidad en la década de los 80 y más recientemente a partir del mes de abril del 2018.
  2. Tienen pendiente devolver al patrimonio del nuevo Estado Democrático de Nicaragua todo lo robado, todo lo piñateado en la tristemente célebre PIÑATA de los años 90.
  3. Tienen pendiente de investigarse sus vínculos con el Narcotráfico internacional, así como sus vínculos y alianzas en negocios de todo tipo con el Gran Capital.

Por estas deudas, razones o como quieran llamarle, están haciendo hasta lo imposible por sobrevivir, sin buscar un cambio verdadero, e inclusive masacrando sin piedad a nuestro pueblo.

Son los demonios o hijos de Satanás que desean seguir gobernando en el reino de las tinieblas para Nicaragua.

Para hacer esto recurren a todo tipo de tácticas desde que “el fin justifica los medios”; “Divide y Vencerás”; y “En la guerra y el amor todo se vale”; etc., etc.

Como parte de su estrategia Maquiavélica, hoy por hoy, siembran dudas acerca de quiénes son o deben ser los lideres verdaderos patriotas del pueblo. También tratan de disfrazar propuestas de Gobierno de Transición que no representa para nada el concepto y demanda del pueblo al respecto.

Y lo más significativo, relevante y patético a la vez, es que insisten e insisten, en que el Sandinismo es todavía una opción para Nicaragua.

¿Dónde están los lideres Patriotas del Pueblo? ¿Cómo identificarlos en medio de tantos corruptos, crimínales, asesinos, ladrones y sin vergüenzas? ¿Cómo reconocerlos si se disfrazan con múltiples disfraces?

Son lobos con piel de cordero. Se presentan como personas honorables, como hombres de negocios, como empresarios progresistas, como profesionales graduados en Harvard, como periodistas consecuentes, como víctimas martirizadas. Como exilados. Como clandestinos y hasta como presos políticos.

Son camaleones en constante y permanente mutación. Y son camaleones infiltrándose continua y permanentemente en medio de los justos.

La repuesta diáfana y contundente es: Los verdaderos líderes Patriotas del Pueblo están muertos, asesinados por la dictadura. Otros están Presos, Exilados o Clandestinos.

Y no figuran por falta de recursos económicos y por razones de seguridad. Y si tienen que figurar lo hacen únicamente con otros líderes patriotas. Trigo con trigo. Pero no trigo y cizaña a menos que les tiendan una trampa para desprestigiarlos.

Para lograr diferenciar a los verdaderos líderes patriotas con autoridad moral de los vende patrias hay que hacer un análisis de anatomía en todos ellos.

Todo aquel que tenga cola, la haya tenido, tenga el potencial de desarrollarla o ande con otros con cola es simplemente un oportunista, presunto cómplice criminal por acción u omisión del Sandinismo-Orteguismo y, por tanto, inhabilitado por falta de autoridad moral.

Por el contrario, todo aquel que no tenga cola y no haya figurado en la “chanchera” política de Nicaragua, sea capacitado, impoluto, probo y patriota puede ser considerado por su base social siempre y cuando esta base lo apoye y lo siga.

Después de todo un líder auténtico es aquel que tiene la capacidad de influir en otras personas a lograr cosas extraordinarias con gente ordinaria. De nada sirve el mercadeo que se pueda pagar a la revista FORBES para que esta promueva y eleve a un líder de papel, sin base social “como, por ejemplo, una de las personas más influyentes de Centro América” cuando en la realidad no influye en nadie, ni siquiera en su gato.

Adicionalmente, HAY SAPOS SANDINISTAS Y ORTEGUISTAS INFILTRADOS EN LAS CARCELES, EN EL EXILIO Y HASTA EN LA CLANDESTINIDAD. Y hay otros líderes nuevos pre-fabricados a partir del 18 y 19 de abril 2018, infiltrados en medio de ellos. Desde hace algún rato el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) ha infiltrado y reclutado a líderes del movimiento Estudiantil, del movimiento campesino y de los movimientos autoconvocados.

EL ÚNICO LUGAR DONDE TODAVÍA NO HAY FALSOS LÍDERES INFILTRADOS DEL MOVIMIENTO RENOVADOR SANDINISTA (MRS) ES EN EL CEMENTERIO. YA MATARÁN. Ya pronto sacrificarán e infiltrarán a alguien en el cementerio para argumentar legitimidad.

Una reconocida líder Campesino es “dirigida y aconsejada” por miembros del Movimiento Renovador Sandinista (MRS). Otros como el reconocido periodista de un canal que estaba en la oposición al Orteguismo fue clausurado y su dueño y presidente encarcelado como parte del plan de infiltración del Sandinismo. Este es un ejemplo de un servil, piñatero y coludo que estuvo infiltrado en la cárcel. De que tiene cola, tiene cola. Si no lo quieren ver dejan de ser objetivos.

Lo mismo sucedió con el medio periodístico que también estaba en la oposición al Orteguismo y cuyo dueño y presidente partió hacia el exilio en Costa Rica en enero del año 2019 para infiltrarse y proyectarse como posible líder. Ya está de regreso en Nicaragua. Este es otro ejemplo de infiltración de alguien que tiene cola lo cual nadie puede negar. El Gran problema y común denominador que permite identificarlos es el análisis anatómico que permite detectar su cola.

La idea del Sandinismo-Orteguismo es convencer al pueblo de Nicaragua que estos infiltrados en medio de los patriotas verdaderos pueden ser los líderes que necesita Nicaragua. Ese es su objetivo, pero nadie les cree. Ni siquiera Yeyo. Ya no engañan a nadie.

Observen que todos los fundadores y principales dirigentes del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), todos sin excepción, presuntos criminales de lesa humanidad y otros del Sandinismo histórico se turnan cada cierto tiempo para aparecer en público como los “Iluminados y los Mesías de Nicaragua”.

Insisten e insisten en presentar al Sandinismo como una opción vigente en Nicaragua, cuando ya no tienen ninguna base social de apoyo. El pueblo de Nicaragua los repudia, los rechaza y los va a llevar a la justicia por ser presuntos crimínales de lesa humanidad.

Y esto incluye (y vuelvo a repetirlo, aunque tenga amigos(as) que simpaticen y desean con que uno sea políticamente correcto para no herir susceptibilidades de ciertas “prima donas” y otras hierbas no muy aromáticas que digamos) o arriesgar mi seguridad personal. Los “Iluminados o los Intelectuales” presuntos crimínales de lesa humanidad, presuntos ladrones y presuntos Piñateros son entre otros:

  • Sergio Ramírez,
  • Carlos Tunnerman,
  • Luis Carrión Cruz,
  • Hugo Torres,
  • Dora María Téllez,
  • Julio López,
  • Edmundo Jarquin,
  • Víctor Hugo Tinoco,
  • Monica Baltodano,
  • Jaime Wheelock Roman,
  • Humberto Ortega Saavedra,
  • Gioconda Belli,
  • etc, etc.

Todos ellos sin excepción, viven dando entrevistas y continuamente escriben artículos de opinión en medios Sandinista como Confidencial y hasta en el Diario La Prensa, con sus sugerencias y propuestas salomónicas y mesiánicas por el futuro de Nicaragua. No se quieren dar cuenta que ya son dinosaurios Sandinistas del siglo pasado sin ningún Norte ideológico que no sea su extrema izquierda radical disfrazada de centro democracia.

El Pragmatismo de los demonios, los ha llevado a apostar a la opción que es sin duda ninguna la unidad Sandinismo-Orteguismo con o sin Ortega.

Adicionalmente, han cambiado su estrategia de pedir elecciones adelantadas presentando como opción a los partidos políticos existentes. Ya no hablan de eso. Y no hablan de eso por el masivo rechazo popular a dicha propuesta.

Hablan de la variante de un Gobierno de Transición con el concepto implícito de una Junta de Gobierno de Transición que tal y como la presentan los diferentes grupos mencionados y lo plantean los expertos consultados difiere sustancialmente del concepto que demanda el pueblo soberano. Esto es otro engaño. Es más, el concepto de Gobierno de Transición que demanda el pueblo soberano ni siquiera se menciona.

Así que “el Marketing” de esta propuesta vía social media o los medios, es engañoso y a la vez pretensioso. Y la explicación a esto es simple: No quieren un cambio verdadero.

Si queremos de verdad solucionar el problema, hay que ir a la raíz del problema. Hay que arrancar el árbol podrido con todo y raíz. Y hay que sembrar uno nuevo. Completamente nuevo.

Y estoy clarísimo que es difícil. Desde el inicio ha sido pelea de “burro amarrado, contra tigre suelto”. Sumamente complejo. Requiere muchísimo trabajo. Pero no es imposible. Los milagros de Dios son posibles. Y esto es lo que necesitamos.

Así que, como parte de ir a la raíz del problema de verdad, hay que exigir la restitución de los bienes mal habidos no solamente de Ortega, sus allegados y aliados. También hay que exigir la restitución de los bienes mal habido del Sandinismo en la “Piñata” de los años 90.

Hay que quitarles ese poderío económico que no les pertenece en moral, verdad y Justicia.

Debemos llevar a los Sandinistas ante la justicia por sus crímenes de lesa humanidad en la década de los 80 (Navidad Roja y crímenes de todo tipo), así como los crímenes de lesa humanidad del Sandinismo (Orteguismo). Esto es lo que permitirá su derrocamiento total.

No proponen ningún cambio verdadero al modelo socio político y económico de plutocracia dictatorial y oligopolio existente en alianza con el gran capital y la dictadura. Es simplemente Sandinismo negociado con Ortega.

De una vez por todas y para siempre entiendan: el gobierno de transición que ustedes proponen NO responde a las demandas del pueblo soberano de Nicaragua. Es atol con el dedo. Es un engaño más.

El pueblo soberano de Nicaragua tiene el derecho de demandar UN CAMBIO VERDADERO con el disco rayado que no me canso de repetir y cuyo objetivo es la toma del poder como medio propicio para lograr la derrota total, estructural e irreversible del modelo socio político y económico de plutocracia dictatorial y oligopolio existente en alianza con el gran capital.

Además, la restitución de los bienes mal habidos de la dictadura Orteguista, sus allegados y aliados, mediante la formación de un Gobierno de Transición liderado con una Junta de Gobierno de Transición y una Asamblea Constituyente.

Este Gobierno de Transición se encargará de la disolución de la estructura de poder del Orteguismo (poderes del estado, ejecutivo, legislativo, judicial, electoral), Ejército y Policía Nacional.

También emprenderá profundas reformas institucionales con vista a una nueva Constitución, para sentar las bases sólidas del nuevo Estado Democrático de Nicaragua con profundos valores morales.

Si lo que proponen NO es la demanda del pueblo tal y como se expresa anteriormente, entonces esto solo representa los intereses del Sandinismo-Orteguismo en alianza con el Gran Capital.

Promover y quizás hasta compartir SIN DENUNCIAR, noticias de estos grupos nuevos que surgen con diferentes disfraces cada cierto tiempo, sin propuestas de cambio verdadero, como lo demanda el pueblo soberano en todo su derecho, es cooperar y ser cómplice con el ANATEMA O MALDICION DEL SANDINISMO Y ORTEGUISMO, el cual será erradicado de Nicaragua para siempre, más temprano que tarde, porque ya no son una opción en nuestro país. Nunca lo han sido. Ni lo serán.

Así que por este medio hago una vez más el llamado a la UNIDAD de todos los movimientos y organizaciones de estudiantes, campesinos, autos convocados, organizaciones gremiales y pueblo en general. Hay que formar este Gobierno de Transición liderado por una Junta de Gobierno de Transición, su gabinete de gobierno y una Asamblea Constituyente.

Mientras no lo hagamos no avanzamos. Mientras no lo hagamos, EE.UU y la Comunidad Internacional NO NOS AYUDARÁN porque perciben un vacío de poder. Nos ven como un pueblo valiente pero desorganizado y dividido sin una dirección estratégica. Afortunadamente ya existe un PLAN DE GOBIERNO inclusivo de todos los sectores de la sociedad nicaragüense dentro y fuera del país.

Que Dios nos ilumine y tengamos claro de forma resumida, tal como lo expresa una querida amiga, (con cambios menores a su escrito original) sin tergiversar su mensaje directo y diáfano:

“Al enemigo ni agua. El que es ladrón o asesino, de ninguna manera me representa. No estoy a favor de negociar nada con gente que tendrá que ser juzgada por crímenes de lesa humanidad. Si el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) no es válido, sus sucedáneos tampoco.

Todo está basado en el engaño sibilino del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) o lo que llaman el Sandinismo histórico, de separarse un poco con antiguos miembros del FSLN y con nombres distintos, para luego entrar otra vez en el poder y siempre sin haber soltado las armas ni dejado que haya gente impoluta y proba para en un futuro, gobernar.

No más engaños. Si esta vez han sido descubiertos, vayamos hasta el final para erradicar esta lacra, semejante a un cáncer maligno que se reproduce siempre si no se extirpa radicalmente.

No hay más oportunidades y ahora es cuándo.

Si antes íbamos de ignorantes, ahora es imposible alegar esto para eximir toda futura responsabilidad. Ya hemos abierto los ojos. No faltemos ni un segundo, a la responsabilidad que hemos adquirido de defender la patria Nica.”

El trigo y la cizaña son incompatibles. Así que mala suerte a los que fomentan y apoyan el Maquiavélico pensamiento de que “el fin justifica los medios”. Nunca lo podrá justificar, máxime, cuando el fin es profundizar los valores morales que nuestra sociedad debe tener siendo Cristo Jesús, nuestra única verdad. Que Dios bendiga a Nicaragua.

—-—————————————————————-

El autor es nicaragüense, residente en EU, Ingeniero Industrial con Maestría en Ciencias de Ingeniería y Administración de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y varios postgrados en Ingeniería y Administración de Empresas.

One thought on ““Denuncia ante el mundo: Nicaragua está mal gobernada por una pandilla de mafiosos de la oligarquía de izquierda, Sandinismo (Orteguismo) y la oligarquía de derecha, Gran Capital.

  1. Estamos listos/as para pasar a la acción. ¿Quién nos dirigirá? ¿Quién es digno/a de dirigir Nicaragua?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *