No hay Presidente, y no importa, para lo que sirve, que se quede donde está.

No hay Presidente, y no importa, para lo que sirve, que se quede donde está.

Peter Jungla

De manera tardía y pareciendo un   “lavado de manos”, la máxima representante de la OPS, Carissa Etienne reacciona “preocupada” por todos los desaciertos que realiza este gobierno en torno a la pandemia mundial del Covid 19 o corona virus.

Quedando en evidencia lo que a gritos y desde hace rato el pueblo de Nicaragua, en sus diferentes expresiones políticas y sociales y hasta religiosa, han venido señalando con la legítima preocupación de reducir el costo y dolor que va  a significar para este sufrido pueblo, que desde abril del año 2018, lucha por erradicar otro “virus”, igual de letal, que ha dejado más de 500 muertos, 100 mil exiliados, miles de presos políticos que han ido y venido en cárceles donde se torturan, violan y se humilla la dignidad humana. Al día de hoy, son más de 70 reos políticos los que guardan prisión y por los que demandamos su inmediata libertad.

Días atrás los  “señores empresarios”, llámense AMCHAM, COSEP, ETC. Han demandado un “cese” a la legítima lucha del pueblo de Nicaragua, y solicitan el apoyo a un gobierno que no cesa en su represión, asedio y asesinatos selectivos. Y que además se muestra arrogante y atropella y censura toda iniciativa de apoyo al pueblo, para que pueda aliviar su dolor y enfermedades que conlleva esta pandemia.

¿Que hacen los emisarios del gobierno?

Decomisan alcohol, gel, mascarillas, mensajes con recomendaciones sanitarias y desautoriza,recientemente, la iniciativa de Monseñor Rolando Álvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, quien, acompañado de un grupo de profesionales de la salud, estaban disponiendo su tiempo y sus vidas, al servicio.

Lo preocupante de las declaraciones “lavado de manos” de la Sra. Representante Regional de la OPS, Carissa Etiennees “reconocer la potestad soberana del Gobierno” que tiene este Gobierno en contra de la salud de todos los nicaragüenses, incluyendo a los más fervientes seguidores del régimen.

¿Donde está el inepto de Daniel?

Y lo más inverosímil: NO TENEMOS PRESIDENTE, como lo tienen el resto de países del mundo que están resistiendo los embates de esta pandemia. Sea porque este muerto o enfermo o escondido por el miedo intrínseco que sienten los cobardes cuando ven su vida y la de su familia en peligro.

Que nos corresponde: Seguir luchando por terminar de sacar y eliminar al virus ORMU, pues es condición indispensable, para enfrentar la pandemia del corona virus y la reconstrucción nacional.

Y que mejor manera: QUEDARSE EN CASA, hace posible que no se prolongue y prolifere el contagio del corona virus, pero también es la vacuna necesaria para aplastar la intención del virus ORMU de perpetuarse en el poder y seguir haciendo daño a esta y las futuras generaciones.

Hay que seguir organizándonos como pueblo, y somos creativos y dinámicos para encontrar las estrategias necesarias que no pongan más en riesgo nuestras vidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *