Recuperando espacios usurpados – #Opinion Tomado de TEAM ADNIC

Recuperando espacios usurpados – #Opinion Tomado de TEAM ADNIC

¿ESTAMOS CONSTRUYENDO EL CAMBIO REALMENTE?Compartimos un artículo reflexivo sobre la labor que estamos haciendo como ciudadanos que realmente queremos un cambio. 

PÚBLICADO EN ENERO 13, 2020 POR TEAM ADNIC ADMIN

Me tomó tiempo decidirme a escribir estas líneas, hace mucho tiempo no lo hacía, no fue tanto la falta de tiempo como la falta de motivación, de aliento y siendo francos hasta el recelo de dar mi opinión en un tema tan sensible, temiendo primero ser lapidado y segundo no ser tomado en serio. 

Y es que Twitter, la red social que utilizo para expresar mis puntos de vista, desde hace meses se ha convertido en una especie de manicomio en el que los ataques sin sentidos ni fundamento camuflados de “criticas”, la indolencia, la falta de visión y el populismo AyB, eran el pan de cada día, las 24hrs del día (y si estimados, hay populismo AyB, los que viven emitiendo las mismas opiniones sin cesar solo porque son populares, no porque estén aportando nada realmente).

Se perdió el enfoque, la gente esta tan llena de enojo, insatisfacción, desconfianza y miedo que son pocas las voces que tienen un mensaje coherente o alentador (que no siempre van de la mano). 

Tal parece que la mejor manera de luchar contra la dictadura, es atacarnos entre nosotros, descalificar cualquier esfuerzo, cualquier voz que se levante, cualquiera que dé la cara. Es que en la mente de muchos únicamente “Los puros de corazón heredaran la tierra”.

Déjenme los despierto de su burbuja, todos vamos a heredar el desastre que están creando los Ortega-Murillo, absolutamente todos.

Hoy por hoy, no hay un solo nicaragüense en el mundo cuya vida no haya sido afectada directa o indirectamente por el Sandinismo, ni uno solo.

Las secuelas del Sandinismo nos perseguirán por décadas, y si no empezamos a hacer algo hoy, cada día se alarga un poco más la anhelada recuperación del país, y hacer algo pasa por organizarse.

Hace unos días las elecciones de la UNAB provocaron un revuelo espectacular y muchas desconfianzas, entre la maraña de opiniones podemos definir los siguientes hechos concretos.

  1. La UNAB, es la única organización que ha hecho un esfuerzo real de transparencia.
  2. El ejercicio democrático dentro de la UNAB es válido pero no es perfecto.
  3. La vieja guardia política continúa manipulando en su favor para mantener su estatus quo.
  4. La falta de pluralismo dentro de la UNAB permite que el liderazgo se vea comprometido y usurpado en pro de intereses de unos pocos.

Con esto quiero decir que, la UNAB sin ser perfecta, es hasta ahora la organización más transparente y más creíble de la oposición, la Alianza Cívica fue secuestrada por los empresarios y ya no responde ni esta conectada con las demandas de la población.

La UNAB por otro lado esta siendo manipulada por los restos de la vieja guardia política que, lejos de preservar algo de dignidad y hacerse a un lado para las nuevas generaciones, continúan buscando la manera de manipular las cosas a su favor.

Y mientras eso sucede, a mil kilómetros de distancia el resto de la población, vive sus vidas a como puede o critica día y noche sin lograr ningún cambio. Ambas actitudes son dos caras de la misma moneda, la conocida frase de “La política no me da de comer”, esa que debe ser exterminada de nuestro vocabulario. Algunos dirán “No es lo mismo opinar y criticar en las redes que andar como que nada en la calle”

Y yo les pregunto “¿acaso el efecto de ambas no es el mismo?”

Al que critica desde las redes, le toma un minuto escribir ese post o ese tuit, deja su celular con la sensación de satisfacción de que “hizo algo”, cuando al final sabemos que no hizo nada.

El que anda en la calle, es igual, solo que él no perdió su tiempo en una red social.

Si no me creen vayan a los bares y los centros comerciales, llenos de AyB que se saben la ruta pero están esperando que el bus pase por ellos.

La única manera real de cambiar las cosas es incidir en ellas, seamos claros, la repuesta no es destruir la oposición actual, eso nos haría retroceder y nos dejaría completamente sin opciones, lo que deberíamos tratar de hacer es fortalecerla, mejorarla y aumentarla y eso solo se logra desde adentro.

La mayor prueba de ello es que tras las recientes elecciones, el movimiento Azul y Blanco Masaya, en un acto de dignidad decidido renunciar a su puesto dentro del Consejo político de la UNAB por irregularidades del proceso, aún permanecen dentro de la organización, pero su mensaje ha sido escuchado fuerte y claro, La UNAB arrasa vicios de la vieja política que deben ser erradicados y quienes los promueven deben ser aislados, pero eso solo será posible con el apoyo de todos.

Se que hay miles de personas con verdadera voluntad de hacer algo, en el mismo twitter he encontrado cuentas anónimas y otras que no lo son, con un mensaje firme sin ser confrontativo, directo y claro del cambio que el país necesita, no piden la destrucción de las organizaciones ya existentes, pero si que quienes con aires tan mesiánicos como los de Ortega, se sienten indispensables para el proceso de cambio en el país, pero su tiempo paso hace mucho, el liderazgo debe recaer en las nuevas generaciones, las que han heredado el desastre y deberán vivir reconstruyendo el país.

¿Si el sandinismo siempre ha sido minoría en el país, como pueden estar en todos los espacios? Muy sencillo, si los demás no usamos esos espacios quedan a merced de esa minoría. Es lo mismo con la UNAB, si todos esos que se la pasan día y noche criticándola, más bien pasaran día y noche tratando de entrar junto sus grupos y organizaciones estarían haciendo un cambio real.

No es fácil, pero nadie dijo que derrotar más de 12 años de dictadura lo sería, pero sin duda vale la pena hacerlo. Requiere mucho esfuerzo y lo digo desde mi propia experiencia trabajando con ADNIC, compartir el deseo de libertad NO basta, no basta con querer un mejor país, no basta con querer nuevas opciones, no basta con decir que no te sientes representado, es necesario actuar.

Si somos la mayoría, por qué dejarle a las minorías de siempre y cúpulas de poder hacer lo que quieran, dejarles la cancha libre para que ellos decidan, estoy seguro que Marcelo Mayorga no murió para que otros decidan por él, él tomó las riendas de su vida. Creo que es tiempo que en honor a eso que ofrendaron su sangre, entreguemos ahora nuestro esfuerzo para organizarnos, pueden empezar con poco, con sus amigos y conocidos, incluso con quienes desde el anonimato piensan como ustedes, aprovechar herramientas como Telegram, que les permite mantener su anonimato mientras coordinan sus acciones e ideas.

Poco a poco los movimientos independientes, representando a miles de nicaragüenses pueden integrarse en las organizaciones de oposición y reconquistar ese liderazgo tan necesario, crear una verdadera gran coalición y a la vez imponerse a la mayoría quitándole a la vieja guardia y las cúpulas de siempre el control que han usurpado. Si quieren ser parte de ese cambio deberán aceptar que deben ir al lado no liderando.

Mientras no tomemos la determinación de influir realmente, seguiremos viendo como los espacios son usurpados por la misma gente y las mismas ideas, es tiempo de cambiar eso.

Autor: Vandalicus Maximus Cuenta de Twitter

Siga a ADNIC EN SUS DIFERENTES PLATAFORMAS

Facebook https://www.facebook.com/ADNIC2018/

Twitter twitter.com/TeamADNIC_?s=09

ADNIC teamadnic.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *