La ONU se ha convertido en la guarida de la izquierda delincuencial.

La ONU se ha convertido en la guarida de la izquierda delincuencial.

La Izquierda no puede tener un mejor aliado como la Naciones Unidas.

Por María Nicaragua

12/9/2019

Quiero comenzar mi escrito con este fragmento de la carta de San Francisco, California, del 26 de junio de 1945, sobre la constitución de las Naciones Unidas, que dice:

“Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas resueltos a preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles, a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana

Constitución de las Naciones Unidas, 26 de junio de 1945

¿Dónde han quedado esos principios sobre los cuales se constituyó la ONU?

Veo, con profunda indignación, las graves falencias en la composición actual de la ONU que se ha convertido en la guarida de la izquierda delincuencial. Ha perdido su imparcialidad y está siendo cómplice de los regímenes dictatoriales y totalitarios de Venezuela, Cuba y Nicaragua, los cuales violan incesantemente, cada día, los derechos humanos. El comunismo ha logrado infiltrar las estructuras de esta organización que tienen entre sus principios “Mantener la paz y la seguridad internacionales”, y con tal fin: tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional…” Desgraciadamente, los hechos nos demuestran que la ONU ha perdido de vista los objetivos de garantizar la paz mundial.

Desde hace años, Rusia y Cuba violan el derecho internacional, suministrado ayuda militar a Nicolás Maduro y a Daniel Ortega para que se mantengan en el poder. Cuba sobre todo, es responsables de entrenar a paramilitares que torturan y asesinan a ciudadanos opositores en ambos países. Eso no lo ve la ONU.

La ONU, se hace de la vista gorda y se está volviendo encubridora de las dictaduras latinoamericanas, incumpliendo de esta manera su función de organismo de vigilancia independiente para garantizar la paz y la justicia en el mundo. ¿Dónde está entonces la imparcialidad que caracterizó su creación?

ACNUR ha dicho que la crisis migratoria venezolana no es solamente de índole regional sino también de índole “global”. Entonces, ¿por qué siguen negado lo que es evidente? El narco-estado liderado por Nicolás Maduro es un peligro para la paz en todo el continente americano. ¿Cuántos muertos y cuántos seres humanos más deben quitar su patria para que la ONU reconozca y declare que el régimen de Maduro es una dictadura que ha cometido actos atroces contra la dignidad de la persona humana?

A pesar del informe “basado en 558 entrevistas a víctimas y testigos de violaciones”, donde la misma Michelle Bachelet, denuncia que hay 7.000 presuntas ejecuciones extrajudiciales; la ONU continúa siendo condescendiente con el narco-estado dirigido por el dictador Nicolás Maduro.

Todavía no me lo puedo creer que Venezuela sea candidato a ocupar un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El régimen narco terrorista de Nicolás Maduro ha utilizado sus escuadrones de la muerte contra la población y ha provocado una grave crisis humanitaria por falta de alimento y medicina. Las violaciones a la libertad de expresión y manifestación han provocado el exilio de casi cinco millones de personas; por lo tanto, no merece ocupar un lugar tan estratégico en una organización de prestigio que se creó para defender la vida y la dignidad humana. Si esto no es corrupción entonces, ¿Cómo lo llamaríamos?

Es imperativo que la ONU haga reformas profundas para deshacerse de la burocracia, de la mala gestión y de la corrupción que carcome sus estructuras internas. Si no lo hace, habrá perdido el sentido y la razón de existir que es garantizar la paz y proteger los derechos humanos.

Los comunistas en la ONU:

António Guterres, noveno Secretario General de las Naciones Unidas, asumió el cargo el 1 de enero de 2017.

Michelle Bachelet, Alta comisionada de Derechos Humanos, de la ONU ocupa el cargo desde Agosto 2018.

Aquí les dejo también, los puntos concretos que el Senador Republicano Rick Scott expuso sobre la intervención de Rusia y Cuba en Nicaragua y Venezuela.

¡Buena lectura!

Participación rusa en Venezuela y Nicaragua:

  • La llegada de dos bombarderos estratégicos Tu-160 “White Swan” en Caracas en diciembre representa una intervención rusa que altera la paz y la seguridad internacional.

  • Rusia ha ayudado a Venezuela a desarrollar una criptomoneda destinada a evadir las sanciones de los Estados Unidos.

  • Rusia, a través de firmas controladas por el estado y aliados, ha ayudado a transportar y vender partes significativas de las reservas de oro de Venezuela para proporcionarle dinero a Maduro.

  • Bajo Maduro, Venezuela entrego casi la mitad de Citgo como garantía a Rosneft, la compañía petrolera estatal de Rusia, la cual se reportó ser de más de $1.5 mil millones en efectivo.

  • Rusia continúa comprando petróleo venezolano del régimen de Maduro y participa en empresas conjuntas con el régimen.

  • Rusia impidió que Maduro dejara Venezuela cuando el gobierno legítimo de Juan Guaido estaba preparado para asumir el poder.

  • Rusia tiene una fuerte alianza con el dictador de Nicaragua, Daniel Ortega.

  • Rusia ha vendido billones de dólares en armas a Venezuela y 50 tanques a Nicaragua.

  • Moscú abrió una instalación en Nicaragua para llevar entrenamiento militar directamente al ejército de Ortega.

Participación cubana en Venezuela y Nicaragua:

  • Durante años, Cuba ha suministrado a miles de agentes para dirigir los esfuerzos del régimen de Maduro de reprimir la disidencia, oprimir a los ciudadanos de Venezuela, proteger a Maduro y armar y guiar a las bandas paramilitares armadas en el país que golpean, torturan y detienen a la oposición venezolana y a ciudadanos.

  • Cuba le ha proporcionado a Maduro trabajadores temporales a cambio de petróleo subsidiado o gratuito valorado en miles de millones de dólares.

  • Maduro le da a Cuba petróleo a cambio de seguridad y personal militar para mantenerse en el poder.

  • Los cubanos han ayudado a entrenar y monitorear la lealtad ideológica en el cuerpo de oficiales militares de Venezuela.

Siga a Maria Nicaragua en Facebook/MariaNicaragua

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *