El Doctor Ricardo Pineda habla sobre el ataque a la “Iglesia Jesus de la Divina Misericordia” en Managua, Nicaragua(Video)

El Doctor Ricardo Pineda habla sobre el ataque a la “Iglesia Jesus de la Divina Misericordia” en Managua, Nicaragua(Video)

Asesinando el Futuro: Los hechos narrados por el Dr. Pineda tal a como el los vivió.

2019

España 13 de Julio de 2019

El día 13 de julio del año 2018 el régimen ortega-murillo cometió una de las más grandes atrocidades que puede haber en la historia de Nicaragua.
Desde el mediodía atacó de forma inmisericorde las instalaciones de la UNAN, ocupada por estudiantes que protestaban contra la dictadura. Con hordas de paramilitares armados con fusiles de guerra, cohetes antitanques y ametralladoras pesadas abrieron fuego contra estudiantes desarmados, a los que ocasionaron al menos 8 heridos de gravedad.

Al Dr Pineda Mario Castillo lo acusaron de ser cabecilla del famoso “intento golpista”

La Asociación de Medicos Nicaragüenses, en este pronunciamiento
defienden al Dr. Pineda, de las acusaciones hacia el.

A media tarde los heridos fueron evacuados, hacia el hospital Vivian Pellas, por un grupo de médicos que se hicieron presentes a la universidad, para dar atención médica a los estudiantes. Hay que recordar que el gobierno cerró las puertas del sistema de salud para los heridos en las protestas.

Luego de evacuar a los heridos los estudiantes se replegaron, dejando abandonada la universidad y refugiándose en la Iglesia Divina Misericordia. El propio sacerdote estuvo evacuando estudiantes en su vehículo y sacándolos de los predios universitarios.
Ante el aviso de que habían llegado otros heridos en la iglesia se movilizaron hacia ese templo los Dres. Carlos Duarte y Ricardo Pineda, directivos de la Asociación Médica Nicaragüense, a brindar sus servicios a los estudiantes lesionados.

Caos en la iglesia

Estando en la iglesia, exactamente a las 5 30 pm, cumpliendo la orden de la dictadura de ir con todo, se recibe el ataque de fusilería y ametralladoras pesadas por los paramilitares y la policía. Los disparos llegaban de este a oeste, sobre el bulevar que llega a la iglesia desde el Club Terraza.

El Padre ingresó a la iglesia, desde la UNAN, bajo fuego pesado a eso de las 5 40 de la tarde.
Dentro de la casa cural se improvisa un puesto médico, había 3 heridos, dos de ellos con los pies destrozados, con hemorragias muy difíciles de controlar, con lesiones dolorosas, y la 3er paciente es una estudiante de medicina con fractura de femur por herida por arma de fuego y una segunda herida por arma de fuego en el mismo miembro.
El ataque siguió toda la noche, interrumpido a las 9 30 pm, cuando ingresó una delegación de la Conferencia Episcopal y el Sr Jorge Solís, quienes con socorristas de la Cruz Roja evacuaron a los heridos y a un periodista norteamericano. Después de que se fueron los heridos y el periodista el ataque fue inclemente, con ráfagas a diestra y siniestra, algunas incluso desde las instalaciones de Claro, la empresa telefónica.

Gerald Vázquez

Fue tanta la intensidad de los disparos que en un momento la iglesia tomó fuego, y el padre Zamora con los estudiantes lograron sofocar el incendio aun sufriendo disparos en el intento. En la madrigada hirieron a Naruto, le destrozaron una mano y le hirieron el otro brazo. Tuvo un sangrado muy difícil de controlar, gritaba de dolor, pero logró sobrevivir. Fue atendido por los médicos que estaban allí.

En 3 ocasiones un estudiante llamado Gerald Vásquez fue atendido por diversas lesiones que le provocaron las esquirlas de concreto que se desprendían ante las balas de los policías y paramilitares, y todas las veces volvió a su posición, hasta que a las 5 20 am, con las primeras luces del día, un francotirador le disparó, impactando en la cabeza y provocándole la muerte después de una breve agonía. Antes había sido asesinado a sangre fría, por un francotirador también, el joven Francisco Flores, llamado el Oso por sus compañeros de lucha. A las 8 am ingresan nuevamente los obispos, el nuncio apostólico, ambulancias de la Cruz Roja, el Sr Jorge Solís, y con el apoyo de José Adán Aguerri sacan a todos los estudiantes de la iglesia y los evacuan hacia Catedral, donde son recibidos con alimentos calientes y con funcionarios de organismos de Derechos Humanos de Nicaragua y de la CIDH.

Lea en el Nuevo Herald de Miami lo que el Dr. Carlos Duarte cuenta sobre los mismos acontecimientos que vivió el Dr. Ricardo Pineda <<<—-haga click

Los médicos que atendieron a los estudiantes tuvieron que salir del país por amenazas a sus vidas. Muchos de los estudiantes que estuvieron allí están en el exilio o cayeron presos en las mazmorras de la dictadura. Esto hay que escribirlo para que no se olvide.

Video hecho por el Dr. Pineda en el momentos de los acontecimientos
Haga Click en la imagen para ver el vídeo.


Preguntas:

  • ¿Por qué atacar con fusiles y ametralladoras pesadas a lo mejor de la patria, su juventud universitaria?

  • ¿Qué razón hay para atacar con armas de fuego a personas desarmadas refugiadas en un templo religioso?

  • ¿Qué derecho tienen de asesinar con francotiradores expertos y armas sofisticadas a estudiantes incapaces de provocarles daño?

  • ¿Cómo explicar la evacuación de personas extranjeras y seguir atacando hasta confirmar la muerte de dos personas? Da la impresión que la orden macabra era atacar hasta que haya fallecidos entre os jóvenes. Hasta que confirmaron 2 muertes dejaron salir a los demás.

  • ¿Por qué? ¿Qué derecho tienen de disponer de las vidas de los demás, de un pueblo, de su juventud? Están asesinando el futuro.

La cuenta de Mario Castillo ha sido suspendida de Twitter; porque fue suspendida, no lo sabemos, pero así fue.

Cuenta de Twitter de Mario Castillo, personaje que acusaba al
Dr. Ricardo Pineda de “Cabecilla Golpista”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *