La Gran farsa: El Repliegue, “Simplemente fue una Huida para descansar lejos de la capital.”

UN CIRCO CHAMUCO, su Mercedes Benz o el autobús de Nicabus, el “Repliegue” de Daniel es de primera clase, mientras sus serviles seguidores…que sufran.

Escrito por Tino Pérez

El Dictador nicaragüense Daniel Ortega (D) y su esposa la vicedictadora Rosario Murillo saludan desde el interior de un autobús durante la conmemoración del 40 aniversario del retiro táctico a Masaya, conocido como “El Repliegue” el 6 de julio de 2019 en Managua. (Foto de Maynor Valenzuela / AFP)

Año tras año, el dictador se monta en su Mercedes Benz o en un bus del socio transportista para hacer un recorrido en vehículo de Managua a Masaya, y que por su distribución de alcohol entre los asistentes, empleados del Gobierno y fanáticos convencidos, se ha convertido en un picnic a todo meter. Es el día del llamado “repliegue”, día para dejar de trabajar.
En junio de 1979, el concepto operacional de la GN estaba definido como defensivo en general. Se defendían los cuarteles, las secciones de policía y tácticamente la zona sur donde el amago de avance era masivo hacia el corazón del país.
La raquítica fuerza táctica disponible se había empeñado por completo en la zona sur y el resto del país había quedado desprotegido de auxilio o rescate cuando los comandos departamentales o puestos rurales con mínimo personal, comenzaron a ser masivamente atacados. La misma Capital quedó sin fuerzas de reacción y los contraataques en las barricadas que los insurrectos levantaron en los barrios críticos, eran leves intentos de normalizar la situación con personal administrativo, policías, y reservas improvisadas que dejaban mucho que desear como fuerza ofensiva.
En términos estrictamente tácticos, cuando una fuerza empeñada en situaciones defensivas decide abandonar el área de operaciones, tiene tres cursos de acción: Retirada, Repliegue y Huida o Desbandada.
Tácticamente hablando, la Retirada se ejecuta ordenadamente y por fases, hasta ponerse fuera del alcance de la potencia de fuego enemiga.
El Repliegue se realiza bajo constante presión del enemigo, y los elementos de retaguardia en la columna, se empeñan constantemente contra el empuje enemigo, para permitir la retirada del grueso principal.
Finalmente, la Huida o Desbandada es la intención de abandonar el campo de batalla por algún motivo superior; puede ser bajo presión, o en sigilo, para buscar terreno seguro, o con fines de reorganización.
Ese día en cuestión, no hubo ni presión ni persecución de la GN porque ya no tenía ni el personal ni el equipo para tal misión.
Entonces, bajo estos conceptos, no hubo Retirada ni Repliegue, simplemente fue una Huida para descansar lejos de la capital. Eso es lo que deben de celebrar y eso es lo que se refleja en el tradicional picnic saturado de alcohol y vehículos de todo tipo. Un picnic chamuco donde se enfatiza a como le gusta al gran señor.
Sería de más valor, de más credibilidad para esa caravana, recordar a los ciento y más, caídos en Nueva Guinea, que no tuvieron tiempo para huir. Pero el tirano vive en el pasado barnizándolo para el presente politizado. Nunca camina un trecho, prefiere montar su Mercedes Benz o ir más cómodo en bus disfrutando el paisaje y captando la apatía de un pueblo en rebelión.

La Huida o Desbandada es la intención de abandonar el campo de batalla por algún motivo superior; puede ser bajo presión, o en sigilo, para buscar terreno seguro, o con fines de reorganización.

Siga a Tino Pérez en Facebook/TinoPerez

1 thought on “La Gran farsa: El Repliegue, “Simplemente fue una Huida para descansar lejos de la capital.”

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.