Los 75 días del tirano.

Los 75 días del tirano.

“La enfermedad del ignorante es ignorar su propia enfermedad”

OEA en sesión.

Por Tino Pérez

Veinte países de la OEA le dieron al tirano nuestro, 75 días para arreglar el asunto. Pero conociendo su grado de testarudez, su nivel de estupidez y su afán de importancia personal… nada arreglará. Fortificará más su búnker, pondrá más obstáculos metálicos en su perímetro y cerrará los accesos con más piedra cantera para sentirse seguro y desafiante ante los demás.
Se dedicará con más empeño a sus boberías partidarias, a sus arengas anti imperialistas y a sus exaltaciones de cosas pasadas sin sentido. Ya se recetó su propio “repliegue” para el 6 de julio, pero en vez de caminar, viajará en su Mercedes Benz o en un cómodo bus de su socio comercial; asistirá a su magna celebración para el 19 del mismo mes y quizás se monte en un caballo para las fiestas de agosto como cuando se proclamó “gallo ennavajado”; y así pasará perdiendo su tiempo, consumiendo a su manera esos 75 días que casi se cumplen al llegar la semana de las fiestas patrias.
Se le mirará más calvo, más decrépito, más desafiante e ignorante de la otra realidad, pero como alguien dijera por ahí: “La enfermedad del ignorante es ignorar su propia enfermedad”
Ya en plazo vencido, presenciará a la luz de la luna, el desfile patrio con abundante rojinegro y algunos niños indoctrinados por sus chamucos maestros, creerán como les han contado, que él estuvo en San Jacinto pasándole la piedra a Andrés Castro.
Entonces, quizá el camaleónico Almagro pueda decir: “Palabra incumplida, confianza perdida.”

Mientras tanto, el pueblo impaciente y lleno de esperanza, estará más consciente que la vida es apenas un suspiro y no es justo permitir que el tirano le siga arrebatando su tiempo con absoluta impunidad.

Siga a Tino Pérez en Facebook/TinoPerez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *